SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El Mundial es un potente estimulante sexual

Por -
El Mundial es un potente estimulante sexual

En Corea del Sur, después de ganar el primer partido, se vendieron 5 veces más preservativos.

 

La pasión con que se viven los partidos no sólo despierta el interés por el sexo, sino que además puede mejorar el desempeño.


Hay muchas formas de festejar el triunfo de nuestro equipo: gritar, hacer sonar una  vuvuzela, abrazarse al que está al lado o directamente hacer el amor. Esto es lo que ocurrió en Corea del Sur, después del primer partido de la Copa del Mundo, cuando los coreanos ganaron 2-0 a Grecia.
Tal como informó el periódico coreano JoongAngDaily, una gran cantidad de fanáticos salieron a las tiendas a comprar preservativos. En comparación con el campeonato de 2006, se vendieron 500% más de condones.
La noticia, que fue reproducida por el diario inglés Telegraph, dio la vuelta al mundo, deslizando la hipótesis de que la euforia “mundialista” sería para algunos un efectivo estimulante sexual al incrementar la libido.
Así como hay factores, tales como el estrés, ciertas enfermedades o trastornos emocionales, que disminuyen la libido o deseo sexual; hay determinados sucesos u objetos que tienen el efecto de despertar esta energía.

Goles que se festejan en la cama

Algunos expertos encuentran ciertas analogías entre el fútbol y el sexo: “Tanto el juego como el sexo dejan a la persona en un estado eufórico. A la vez, ambos elevan los niveles de testosterona, especialmente en los hombres. Pero además, ambos alientan a los espectadores a una especie de sentimientos indirectos, ya que en definitiva están en el campo marcando goles. Tienen el mismo patrón sexual: interés, excitación, clímax (los goles) y recuperación”, explicó Mary Jo Rapini, psicoterapeuta del Hospital Metodista en Houston.
Sin embargo, existe una diferencia entre el juego y el sexo. “La euforia y el entusiasmo pueden estimular la respuesta sexual, al igual que la anticipación puede elevar la excitación. La cuestión en el sexo es que ambos obtienen beneficios, sin que haya un único ganador (entendiendo por esto que no hay ningún perdedor)”, aclaró el Dr. David Eigen, autor del libro “Hombres, los dioses del amor”. 

El entusiasmo mejora el desempeño

Si bien es cierto que el optimismo y la alegría incrementan el deseo, es el entusiasmo lo que desencadena la necesidad de contacto físico; incluso hasta puede mejorar el desempeño: “Si tú transfieres tu sentimiento de entusiasmo a tu pareja, definitivamente podrás mejorar tu desempeño. Cuando se personaliza el juego, sientes que eres tú quien está marcando esos puntos. Esta confianza sin duda alguna te hace un mejor amante. La confianza es muy importante en el sexo. Las mujeres, en particular,  se encienden cuando tienen a un hombre seguro de sí mismo a su lado”, advirtió la Dra. Rapini.
La pregunta inevitable es qué sucede, entonces, si el equipo de nuestra preferencia pierde. Desánimo, tristeza, son los sentimientos que probablemente aparezcan, según la psicoterapeuta Rapini, del Hospital Metodista.
Por su parte, el Dr. Eigen, comparte un consejo que probablemente sea para las mujeres: “Uno de los compañeros deberá consolar o reconfortar al otro”. Quién sabe, tal vez, aunque los goles hayan brillado por su ausencia, el consuelo mutuo pueda librar la revancha.

Más información sobre salud sexual

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?