Editar mi perfil

El estrés afecta nuestra vida sexual

Por -

Como en un círculo vicioso, el estrés disminuye la libido, lo que aumenta el estrés dentro de la pareja. Sin embargo, el sexo puede ayudar a aliviar el estrés.

Con relajación y otras técnicas sencillas, es posible reducir nuestras preocupaciones y recuperar las ganas de tener un encuentro sexual.

Lo que menos quiere una persona estresada es tener intimidad. Con la cabeza llena de preocupaciones, es prácticamente imposible entregarse al placer.

Sin embargo, el sexo y el estrés tienen una fuerte conexión. “Estar muy estresado contribuye a disminuir la libido y a tener menos sexo, al mismo tiempo que al tener más sexo se reduce el estrés. El sexo es muy efectivo para manejar el estrés”, explica la psicoterapista Shannon Fox, autora de “Last One Down the Aisle Wins”.

Según la experta, esto puede convertirse en un círculo vicioso: “el estrés disminuye la libido, por lo que no se tiene sexo. Y esto, aumenta el estrés dentro de la pareja”.

Un mal propio de los adultos

No siempre son las mismas causas que generan estrés: hay personas que están muy estresadas por el trabajo; otras por la paternidad o por la responsabilidad de ser padres-únicos. También, hay quienes sufren de estrés por problemas de pareja, aunque el motivo más común, en la actualidad, son los problemas financieros.

Si bien hombres y mujeres sufren de estrés, no es igual su respuesta biológica.

“Las investigaciones demuestran que los hombres reaccionan frente al estrés con una respuesta de pelear o evadirse, entusiasmándose con alguna actividad que le acelere el pulso o escapándose a través de un videojuego o una película. Las mujeres, en cambio, reaccionan ocupándose del asunto o hablándolo con una amiga”, describe la psicoterapista.

13 consejos para aumentar tu energía sexual

Existen una gran cantidad de recursos para reducir el estrés y, de esta forma, recuperar la intimidad. A continuación algunas recomendaciones de la experta Shannon Fox.

  • Haz ejercicio. La mayoría de las personas dicen que están muy ocupadas o cansadas para hacer ejercicio, pero entrenándote lograrás aumentar tus niveles de energía. Al tener más energía, te sentirás más feliz con tu cuerpo, reducirás el estrés y tendrás más posibilidades de tener buen sexo.
  • Come sano. Cuando comes comida grasosa, tu cuerpo se siente pesado y el corazón debe hacer más esfuerzo. Una dieta saludable y balanceada puede reducir tu estrés, aportarte más energía y ayudarte a lucir mejor. Y cuando te ves más atractivo, te pones de buen humor.
  • Di no. Si tienes demasiadas responsabilidades fuera de casa, no tendrás tiempo para compartir con tu pareja. Al tener menos compromisos, tendrás menos estrés y más energía para disfrutar de lo que te gusta.
  • Prioriza pasar tiempo con tu pareja. En especial si tienes hijos. Fija un día para salir con tu pareja ¡y diviértanse! Cuando las parejas comparten una actividad, reportan niveles más elevados de atracción sexual hacia el otro.
  • Habla. Las personas que viven bajo presión, tienden a impacientarse fácilmente. Antes de que esto ocurra, da un paso atrás y conéctate con tu pareja.
  • Implementa alguna técnica de relajación como respiración profunda, meditación o estiramiento.
  • Haz una lista de esos “mimos” que generalmente te dan culpa: un baño de burbujas, comprarte un libro o una revista, encender una vela aromática.
  • Mantén tu pulso activo: baila con tu pareja
  • Vístete antes de desvestirte: elige ropa interior sexy para ayudar a crear el clima
  • Sácate las preocupaciones de encima: escribe en un papel todas las cosas que te preocupan. Al terminar, deja el papel fuera de la habitación. De esta manera, estarás dejando afuera al estrés.
  • Toma una copa de vino: si no te gusta el vino, prueba con el chocolate. La idea no es que te emborraches, ya que esto perjudica la función sexual, sino simplemente “entrar en calor” y liberar tensiones. También puedes probar con un plato afrodisíaco.
  • Escucha tu música favorita. Hacer el amor con tu tema favorito de fondo puede ayudar a incrementar la energía sexual.
  • Hazle un masaje a tu pareja y deja que luego tu pareja te haga masajes a ti. Además de reducir las tensiones, los masajes son una excelente excusa para comenzar a acariciarse.

Si con estas recomendaciones no logras disminuir el estrés o incrementar la libido, consulta a tu médico para descartar alguna condición médica.

Esto también les puede suceder a las personas que toman antidepresivos. Según algunos estudios, al menos el 50% de los pacientes que toman antidepresivos han sufrido experiencias sexuales negativas como entumecimiento, falta de deseo, disfunción eréctil y retraso del orgasmo.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo