Editar mi perfil

Cerrar

Desarrollan técnica para detectar VPH en México

Por -

Hoy en día, una prueba similar al Papanicolaou (se obtienen células del cuello uterino y se envían al laboratorio de biología molecular) es la más empleada en México para identificar el ADN de los serotipos de Virus del Papiloma Humano (VPH), sin embargo, una revolucionaria técnica inmunocitológica desarrollado por científicos mexicanos podría cambiar el panorama.

A diferencia de otros métodos moleculares de diagnóstico, no requiere de la extracción de ADN, por lo que sería más rápida, barata y con un alto grado de sensibilidad.

Tras varios años de investigación los científicos de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) obtuvieron un anticuerpo que permite determinar la presencia del VPH y el objetivo es obtener el registro sanitario para contar con un kit de diagnóstico para muestras clínicas de citología e histología, que sería el primer producto nacional para la valoración de VPH.

Bajo la dirección de la Dra. Eva Ramón Gallegos, experta en el estudio de VPH y cáncer cervicouterino, los investigadores realizaron pruebas de fotoestabilidad del anticuerpo y buscaron la mejor formulación, para ello lo producirán en grandes cantidades, lo escalarán en un biorreactor y lo purificarán para probarlo en mil muestras cito e histológicas.

Técnicas de diagnóstico

Actualmente la única técnica en México como prueba de tamizaje primario de VPH implementada en el Programa Federal de la Secretaría de Salud, es la captura de híbridos, método que detecta el material genético (ADN) de los VPH de alto riesgo que generan las displasias y cáncer de cuello uterino.

Aunque se ofrece de forma gratuita, tiene limitaciones como el gran número de falsos positivos y negativos, inhibición del análisis por el moco cervical al obtener la muestra y el corto tiempo de estabilidad de la muestra.

Otros métodos para diagnosticar el VPH son la Reacción en Cadena de Polimerasa (PCR), técnica de patología molecular con la que se puede conocer exactamente el virus que causa la infección; y las Enzimas de Restricción para identificar el ADN, las cuales obtienen fragmentos de diferentes tamaños de ADN y mediante el número y tamaño de éstos es posible identificar una muestra.

Estas técnicas requieren de infraestructura costosa y personal altamente calificado, que no se pueden usar en las regiones más alejadas de nuestro país, señaló la especialista y añadió que también se utilizan la citología de Papanicolaou y la colposcopia, que son relativamente económicas, pero tienen sensibilidades del 51 y 38%, respectivamente.

Por lo anterior, consideró que la técnica de tamizaje primario que desarrollan en la ENCB constituirá una alternativa viable de diagnóstico, debido a las ventajas que representa el hacer muestras citológicas fijadas con alcohol al 96%, sin importar si las muestras tienen mucho moco o sangre, es fácil de realizar, sólo se requiere un microscopio, tendrá un costo tan bajo como el de la citología de Papanicolaou y la sensibilidad y especificidad de la PCR.

El anticuerpo monoclonal

Explicó que el anticuerpo monoclonal (AcMo) anti alfa-Gal es una inmunoglobulina (proteína) del tipo IgM, capaz de reconocer un disacárido que se expresa en las células infectadas con el VPH aún antes de que éstas se transformenen células premalignas o malignas.

La investigadora politécnica indicó que el anticuerpo monoclonal se obtiene de un hibridoma, el cual es una célula híbrida obtenida de la fusión de un linfocito B productor del anticuerpo anti alfa-Gal con una línea celular cancerosa de mieloma que no produce anticuerpos, “por ello esta célula híbrida tiene dos características que son: producir nuestro anticuerpo y ser inmortal”.

Virus del papiloma humano

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos refiere que los virus del papiloma humano (VPH) son virus comunes que pueden causar verrugas. Existen más de 100 tipos de VPH. La mayoría son inofensivos, pero aproximadamente 30 tipos se asocian con un mayor riesgo de tener cáncer. Estos tipos afectan los genitales y se adquieren a través del contacto sexual con una pareja infectada. Se clasifican como de bajo riesgo o de alto riesgo. Los VPH de bajo riesgo pueden causar verrugas genitales. En las mujeres, los VPH de alto riesgo pueden conducir al cáncer del cuello uterino, vulva, vagina y ano. En los hombres, pueden conducir al cáncer del ano y del pene.

Aunque algunas personas que desarrollan verrugas genitales por infecciones con VPH tienen síntomas, otras pueden no sentirlos. Un profesional de la salud puede tratar o eliminar las verrugas. En las mujeres, el examen de Papanicolaou puede detectar cambios en el cuello uterino que pudieran evolucionar en cáncer.

El uso correcto de los preservativos de látex reduce enormemente, aunque no elimina, el riesgo de contraer y contagiar el VPH. Las vacunas pueden proteger contra varios tipos de VPH, incluyendo algunos de los que pueden causar cáncer.

Más para leer:

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo