SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

A qué edad se es más infiel

Por -
A qué edad se es más infiel

Estudios revelan que al cruzar la mediana edad las posibilidades de engañar a la pareja son mayores,  debido a una posible crisis frente a las dudas sobre el sentido de la vida. 

Traicionar la confianza de la pareja por el amor o el deseo de alguien más puede ocurrir a cualquier edad. Sin embargo, existen ciertos momentos de la vida en los cuales  hay más probabilidad de caer en la tentación de la infidelidad.

Según una investigación hecha por el sitio de citas inglés IllicitEncounters.com, y publicada en el diario británico The Sun, las personas que se encuentran cerca de alcanzar la siguiente década de edad, suelen ser más propensas a engañar a sus parejas. Esto se observó en especial, en las de 29, 39 y 49 años.

Otros estudios de investigadores de la Universidad de Nueva York  y de California, que  investigaron las conductas de personas que se encontraban en ese rango, llegaron a conclusiones similares.

Como parte de este proyecto, obtuvieron  información sobre otros  sitios de citas en línea. Luego de calcular el número total de los usuarios, hallaron que había un 18% más de personas cuya edad se aproximaba a la siguiente década por encima de otras muestras de edades.

No obstante, a pesar de la información, los investigadores consideraron que los datos no serían del todo precisos, dado que a medida que se cumplen más años, las personas tienden a mentir sobre su edad, por lo que el rango de infidelidad en tales sectores podría ser incluso mayor.

La gran preocupación por envejecer y por no encontrar  un sentido a la vida, muchas veces luego de criar a los hijos, resultaron los principales móviles para buscar una aventura como  solución a esa crisis, según dedujeron Adam L. Alter y Hal Hersfield, investigadores del proyecto.

Así como la crisis de edad, la infidelidad podría darse en función de otros factores. “Cuanto menos dinero gane el hombre en relación con su cónyuge más probabilidades hay de hacer trampa. Porque no desea verse a sí mismo en el lado perdedor”, comentó la profesora asistente de sociología de la Universidad de Connecticut Christin Munsch.

Otros de los detonantes que llevarían a las personas a ser infieles son el aburrimiento, falta de tiempo, ausencia de afecto y deseos de sentirse más motivados.  También la infidelidad con frecuencia es una manera de escapar de la realidad, sin considerar las consecuencias que esto pueda traer, agregaron los expertos.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?