SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Recomiendan prohibir anuncios de comida chatarra durante programas infantiles

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
Recomiendan prohibir anuncios de comida chatarra durante programas infantiles

Un comunicado de la Academia Estadounidense de Pediatría busca reducir las tasas de obesidad en los niños

LUNES, 27 de junio (HealthDay News / www.HolaDoctor.com) -- El principal grupo de pediatras del país insta a prohibir todos los anuncios de comida chatarra y comida rápida durante los programas de televisión para niños, como forma de reducir la creciente ola de obesidad en las personas jóvenes.

En una declaración de política publicada en la edición de julio de la revista Pediatrics, la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) también pide al Congreso, a la Comisión Federal de Comercio y a la Comisión Federal de Comunicaciones eliminar los anuncios de comida chatarra y comida rápida de los teléfonos celulares y otros medios de comunicación, además de prohibir a las compañías que fabrican esos productos que paguen para que éstos aparezcan en las películas.

"Dado que estamos en medio de una epidemia de obesidad infantil y adolescente, no parece una mala idea", aseguró el Dr. Victor Strasburger, autor líder de la declaración.

"Ya tenemos muchas prohibiciones en la publicidad", señaló el Dr. Benard P. Dreyer, profesor de pediatría de la Facultad de medicina de la Universidad de Nueva York, en esa ciudad. Esta última medida identifica tan solo un tóxico más al que no se debe exponer a los niños, añadió.

Un tercio de los niños y adolescentes estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos, el doble de hace treinta años, según la declaración de la AAP, y varios estudios han identificado ver televisión como un factor contribuyente.

Ver televisión o películas o entusiasmarse con los textos o los juegos en un teléfono celular significa que los niños tienen menos tiempo para correr, caminar o hacer otro tipo de ejercicio, y más tiempo para comer, según la declaración de la AAP.

Pero lo que los niños ven también influye sobre sus hábitos alimentarios, y lo que ven es una preponderancia de anuncios de comidas ricas en azúcar y grasa. Un estudio encontró que 98 por ciento de los anuncios de comida que ven los niños en los principales programas eran de comida chatarra. Otro estudio calculó que los jovencitos ven de 12 a 21 anuncios de comida en promedio todos los días, para un total de 7,600 anuncios al año, anotó la declaración de la AAP. Y ver televisión o DVD también trastorna la calidad y duración del sueño, un factor de riesgo conocido de la obesidad.

La declaración de la AAP recuerda a los pediatras que deben plantear dos preguntas esenciales durante las consultas de rutina. "¿Cuánto tiempo al día pasan frente a pantallas?" y "¿Hay un televisor o conexión a internet en la habitación [del niño]?".

Que haya una televisión en la habitación del niño parece tener un impacto aún más profundo sobre su peso.

"Creo que [plantear estas preguntas] es una recomendación realmente ventajosa", aseguró Dana Rofey, profesora asistente del Programa de Gestión del Peso y el Bienestar del Hospital Pediátrico de Pittsburgh. "Hace varios años, la AAP [recomendó] que los pediatras controlaran el índice de masa corporal. Esta es la otra cara de la moneda".

"Los niños pasan un promedio de siete horas al día usando medios de comunicación, y esos medios afectan potencialmente todas las preocupaciones que padres y pediatras tienen sobre los niños, desde el sexo y las drogas a la obesidad y el logro escolar", añadió Strasburger, profesor de pediatría de la Facultad de medicina de la Universidad de Nuevo México, en Albuquerque. "Usar veinte segundos para plantear dos preguntas respecto a los medios no parece una proposición onerosa".

La declaración de política también recomienda que los pediatras insten a los padres a conversar sobre los anuncios de comida con sus hijos y a hablar sobre los hábitos alimentarios saludables.

Y "los padres deben comprender que ahora la investigación es clara y convincente respecto a que la exposición al tiempo frente a pantallas es un importante factor en la obesidad infantil y adolescente", enfatizó Strasburger. "Así que si su hijo ve cinco horas de tele al día, su riesgo de ser obeso aumenta varias veces respecto a un niño que ve menos de dos horas al día, que es lo que la AAP recomienda. Si los padres simplemente observan las directrices de la AAP sobre el uso de medios, estarían en una magnífica forma física, y sus hijos también".

En respuesta a la recomendación de la AAP, la Iniciativa sobre Anuncios de Alimentos y Bebidas para Niños (Children's Food and Beverage Advertising Initiative, CFBAI) publicó la siguiente declaración. "Gran parte de la declaración de política de la Academia Estadounidense de Pediatría sobre una prohibición de los anuncios se basa en datos anticuados o gravemente defectuosos. Para decirlo de una forma sencilla, ¿por qué han aumentado las tasas de obesidad al mismo tiempo que la publicidad se ha reducido significativamente?".

La declaración del sector añadió que "los 17 participantes del sector en la CFBAI representan una mayoría sustancial de los anuncios en la programación infantil, y la mezcla de anuncios ha cambiado para bien, como recomendó el IOM [Instituto de Medicina] en su informe de 2006. Ahora, los anuncios para niños son de yogurt, sopa, pasta enlatada, cereales y comidas con verduras o fruta, leche o jugo".

Más información

La Comisión Federal de Comunicaciones ofrece más información sobre los medios y la obesidad infantil.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?