SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Pocos niños consumen leche descremada

Pocos niños consumen leche descremada

Casi un tercio de niños y adolescentes reportan que consumen leche entera

JUEVES, 15 de septiembre (HealthDay News) -- El número de niños y adolescentes que beben leche baja en grasa es insuficiente, revela un nuevo informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Beber leche es importante para la salud ósea de los niños, pero los expertos de los CDC advierten que aunque los jóvenes necesitan el calcio, la vitamina D y otros nutrientes que se encuentran en la leche, los niños a partir de los dos años de edad deben consumir leche y productos lácteos bajos en grasa para evitar la grasa y calorías innecesarias.

La investigación, que aparece en un informe de los CDC titulado "El consumo de leche baja en grasa entre niños y adolescentes de EE. UU., 2007-2008", mostró que alrededor del 73 por ciento de los niños y adolescentes beben leche, pero apenas veinte por ciento de ellos afirman que beben leche baja en grasa (desnatada o de 1 por ciento).

Mientras tanto, la Encuesta nacional de examen de la salud y la nutrición de 2007-2008 también reveló que alrededor del 45 por ciento beben leche semidesnatada (al 2 por ciento), y 32 por ciento reportaron que bebían leche entera con regularidad.

Los niños mayores y adolescentes beben leche baja en grasa con más frecuencia que los niños más pequeños. Trece por ciento de los niños de dos a cinco años por lo general beben leche baja en grasa, 21 por ciento de los niños de seis a once lo hace, junto con 23 por ciento de los niños entre los 12 y los 19.

La etnia y los ingresos también parecían tener que ver con el tipo de leche consumida por los niños. Los niños blancos beben leche baja en grasa más frecuentemente que los negros o hispanos. Alrededor del 28 por ciento de los participantes blancos dijeron que la leche baja en grasa era su tipo usual de leche, frente a apenas cinco por ciento de los negros y diez por ciento de los hispanos. Mientras tanto, los niños y adolescentes en la categoría más alta de ingresos reportaron beber leche baja en grasa con más frecuencia que los del grupo de los ingresos más bajos.

En resumen, los autores del informe escribieron que "el consumo general bajo de leche baja en grasas sugiere que la mayoría de niños y adolescentes no cumplen con las recomendaciones de las Directrices alimentarias para los estadounidenses de 2010 y la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) de que todos los niños mayores de los dos años deben beber leche baja en grasas. Recientemente, la campaña de la Primera Dama Michelle Obama 'Let's Move!' (Movámonos) y la 'Visión del director general de salud pública para un país sano y en buena forma de 2010' han recomendado promover el agua y la leche baja en grasa y reducir las bebidas azucaradas como componentes de estrategias integrales de prevención de la obesidad".

El informe, de la autoría del Dr. Brian Kit y colegas del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS) de los CDC, aparece en la edición de septiembre de NCHS Data Brief.

Más información

El Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de EE. UU. tiene más información sobre el consumo de leche de los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?