SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Niños obesos enfrentan problemas sociales y emocionales

Por Jenifer Goodwin, Reportero de Healthday -
Niños obesos enfrentan problemas sociales y emocionales

Un estudio halla un mayor riesgo de 'problemas con los pares' a los ocho y nueve años de edad

LUNES, 19 de septiembre (HealthDay News) -- Los niños obesos de ocho y nueve años son más propensos a sufrir social y emocionalmente que sus pares de peso normal, halla un estudio reciente.

En el estudio, investigadores de Australia revisaron el índice de masa corporal (IMC) de los niños, una medida de la estatura y el peso, cuando tenían cuatro y cinco años, y nuevamente algunos años después. Los padres y maestros completaron cuestionarios que evaluaban la salud mental de los niños, y su calidad de vida relacionada con la salud.

Hallaron que los niños con IMC altos (o sea, que ya tenían sobrepeso o eran obesos) a los cuatro y cinco años tenían de 15 a 20 por ciento más probabilidades de problemas al interactuar con sus pares, según lo que reportaron los maestros, cuando tenían ocho y nueve años.

Aunque estudios anteriores han realizado observaciones similares sobre las dificultades psicológicas a las que se enfrentan los niños obesos, una pregunta que había desconcertado a los investigadores era si la obesidad lleva a problemas sociales o viceversa, o sea, que los problemas emocionales y de salud mental como la depresión ayudan a fomentar el sobrepeso en los niños.

"Varios estudios en los últimos cinco o diez años han observado si la obesidad en los niños pequeños y adolescentes se relaciona o no con problemas de salud emocional, conductual y mental", anotó la Dra. Julie Lumeng, profesora asistente del departamento de pediatría y enfermedades contagiosas del Hospital Pediátrico C.S. Mott de la Universidad de Michigan. "Ha habido mucha discusión sobre la dirección de la relación. ¿Causa la obesidad que los niños sean infelices, o son los niños infelices más propensos a la obesidad? Mucha gente opina que ocurre en ambas direcciones".

Según Lumeng, la nueva investigación sugiere que la obesidad de los niños podría haber ayudado a provocar su infelicidad, quizás porque les molestan o aíslan socialmente.

El estudio, que fue liderado por Michael Gifford Sawyer del Hospital de Mujeres y Niños de Adelaida, aparece en la edición de octubre de la revista Pediatrics.

En EE. UU., alrededor del 17 por ciento de los niños de 2 a 19 años son obesos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Esa tasa de obesidad es mucho más alta que la de la muestra de casi 3,400 niños australianos que usó el nuevo estudio. Allí, apenas 4.5 por ciento de los chicos y 5.2 por ciento de las chicas son obesos.

Esas diferencias significan que el efecto de la obesidad en el funcionamiento social de un niño podría ser distinto en EE. UU. y en Australia, apuntó Lumeng.

Y a pesar de algunas dificultades con los pares, a los niños obesos no les fue peor en otras medidas psicológicas, como los problemas de conducta y otros problemas de salud mental.

Por supuesto, la salud mental no es el único factor a considerar en los niños obesos. El Dr. Jeffrey Schwimmer, gastroenterólogo pediátrico y profesor asociado de pediatría de la Universidad de California en San Diego, afirmó que los riesgos para la salud física de la obesidad en la niñez pueden tener consecuencias de por vida. Éstos incluyen apnea del sueño y enfermedad del hígado graso, que con el tiempo puede causar daño irreparable del hígado, diabetes e hipertensión.

"La obesidad a los cinco años es un momento crítico en la vida. Es la edad en que la mayoría de niños están o entran en kindergarten, y los niños que son obesos al entrar al kínder y que siguen siendo obesos durante esos primeros años de la escuela primaria son los más propensos a terminar con las consecuencias de salud que observamos", apuntó Schwimmer.

En cuanto al maltrato social de los niños obesos, no se trata solo de otros niños, sino adultos e incluso familiares quienes pueden ser crueles, añadió.

"Si se observa todo lo que sucede en la niñez, esto incluye el desarrollo tanto en nuestras familias como en los grupos de pares, y aprender tanto fuera como dentro del ambiente escolar", dijo Schwimmer. "Dado que la obesidad se asocia con un mal funcionamiento en esas áreas, puede tener un impacto muy duradero. Lo que creo que este equipo de investigación capturó fue el cambio en el estatus social y la interacción con los pares y maestros en el ambiente escolar, que tiene una mayor tendencia a verse afectado en los niños obesos que en los niños con un peso sano".

Más información

La Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente (American Academy of Child & Adolescent Psychiatry) ofrece más información sobre la obesidad infantil.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?