SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Niños con padres iracundos tienen más berrinches

Por HealthDay -
Niños con padres iracundos tienen más berrinches

Los niños tienden a imitar las conductas de afrontamiento que ven en casa, muestra un estudio

MIÉRCOLES, 22 de febrero (HealthDay News) -- Los niños pequeños son más propensos a enojarse fácilmente y a comportarse mal si sus padres se enojan con rapidez y reaccionan de forma desproporcionada a la conducta de sus hijos, según un estudio reciente.

Los investigadores observaron la conducta de niños adoptados a los 9, 18 y 27 meses de edad y de sus padres adoptivos en 361 familias de 10 estados. También analizaron los datos genéticos de los niños y de sus padres biológicos.

El estudio halló que los padres adoptivos que tendían a reaccionar de forma exagerada se enojaban rápidamente cuando los niños pequeños cometían errores o ponían a prueba los límites adecuados para su edad. Los niños de esos padres se comportaban mal o tenían más berrinches de lo que era normal para su edad.

Los niños que tenían los mayores aumentos en estos tipos de emociones negativas a medida que pasaban de ser bebés a niños pequeños (de los 9 a los 27 meses de edad) también tenían los niveles más altos de conductas problemáticas a los 24 meses. Esto sugiere que las emociones negativas podrían tener su propio proceso de desarrollo que afecta a las conductas posteriores de los niños, según la autora líder Shannon Lipscomb, profesora asistente de ciencias del desarrollo humano y de la familia de la Universidad Estatal de Oregón, y colegas.

También hallaron que la genética tiene que ver, sobre todo en los niños que heredaron un riesgo genético de emocionalidad negativa de sus madres biológicas pero que eran criados en un ambiente familiar de estrés bajo o menos reactivo.

Los hallazgos, que aparecen en la última edición de la revista Development and Psychopathology, ayudan a mejorar la comprensión sobre la compleja relación entre la genética y el ambiente en el hogar, según los investigadores.

"La capacidad de los padres de regularse a sí mismos, y de permanecer firmes, confiados y no reaccionar de forma exagerada es una forma clave en que pueden ayudar a sus hijos a modificar su conducta", aseguró Lipscomb en un comunicado de prensa de la universidad. "Como padre, uno da el ejemplo con las propias emociones y reacciones".

Más información

La Nemours Foundation ofrece más información sobre el crecimiento y el desarrollo de los niños pequeños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?