SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Maestros controlan la agresividad infantil

Maestros controlan la agresividad infantil

Un estudio con gemelos sugiere que la relación entre estudiantes y maestros contrarresta la disposición genética a una mala conducta

MIÉRCOLES, 26 de octubre (HealthDay News) -- Tener una buena relación con sus maestros puede ayudar a reducir la conducta agresiva entre los niños de primer curso, y también protegerles de la agresividad de otros estudiantes, hallaron investigadores.

Los factores genéticos pueden influir sobre la agresividad en la infancia media, pero las influencias externas también pueden tener que ver, según un estudio que aparece en la edición de septiembre y octubre de la revista Child Development.

Para el estudio, Mara Brendgen, profesora de psicología de la Universidad de Quebec en Montreal, y colegas observaron a 217 parejas de gemelos idénticos y fraternales de siete años de edad en Canadá. Los niños de cada par de gemelos tenían maestros y compañeros de clase distintos.

Los niveles de conducta agresiva y la cantidad de agresividad experimentada por los gemelos de parte de los demás fueron calificados por sus compañeros de clases. Los maestros también calificaron la calidad de su relación con cada gemelo.

Además, se calcularon los efectos genéticos sobre la agresión al comparar la similitud de las conductas en las parejas de gemelos.

Los investigadores hallaron que los gemelos que eran genéticamente vulnerables a ser agresivos eran más propensos a que sus compañeros de clase les molestaran. Pero esos niños eran menos propensos a actuar agresivamente o a ser víctimas de la agresividad de los compañeros de clases si tenían una relación cercana (de cordialidad, afecto y comunicación abierta) con el maestro.

Los hallazgos podrían resultar útiles para desarrollar programas para gestionar la agresividad de los niños y en la capacitación de los maestros, según los autores del estudio.

"Las relaciones de los niños con los maestros y con los compañeros en la escuela tienen mucho que ver en la conformación de su desarrollo social y conductual", aseguró Brendgen en un comunicado de prensa de la Sociedad para la Investigación del Desarrollo Infantil (Society for Research in Child Development).

"Nuestro estudio halló que una buena relación con el maestro puede proteger a los niños genéticamente vulnerables de ser agresivos y, como consecuencia, de convertirse en víctimas de la conducta agresiva de otros niños", añadió Brendgen.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre la conducta agresiva.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?