SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los síntomas de conmoción de los niños pueden durar un año

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Los síntomas de conmoción de los niños pueden durar un año

Los síntomas pueden afectar el rendimiento escolar y la calidad de vida

LUNES, 5 de marzo (HealthDay News) -- Algunos niños que sufren de conmociones pueden tener dificultades persistentes, como problemas con la atención y la memoria, durante varios meses, halla un estudio reciente.

Las conmociones, también conocidas como lesión cerebral traumática leve, son comunes en la niñez. Más de 500,000 niños y adolescentes necesitan tratamiento hospitalario por estas lesiones cada año, anotan los investigadores.

"Los resultados del estudio sugieren que a la mayoría de niños que sufren de lesiones cerebrales traumáticas leves en realidad les va bastante bien y no tienen síntomas persistentes tras la lesión", señaló el investigador líder Keith Owen Yeates, director de los Servicios de Salud Conductual del Hospital Pediátrico Nacional de Columbus, Ohio.

"Pero hay una proporción de niños, pequeña aunque significativa, que sí presentan síntomas persistentes tras la lesión, que duran incluso de tres a doce meses", añadió.

La extensión y la duración de los síntomas parece relacionarse con la gravedad de la lesión, y pueden afectar la calidad de vida y el rendimiento escolar, advirtió.

Los niños no deben volver a jugar hasta que los síntomas hayan desaparecido, y la profesión médica debe refinar las directrices sobre las actividades permisibles tras una conmoción, afirmó Yeates.

El informe aparece en la edición en línea del 5 de marzo de la revista Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine.

Para el estudio, el equipo de Yeates comparó a casi 200 niños y adolescentes de 8 a 15 años que habían sufrido lesión cerebral leve con unos 100 niños de una edad similar que sufrieron una lesión ósea.

Los investigadores buscaron síntomas de dolor de cabeza, fatiga, falta de atención y problemas de memoria durante el año tras la lesión.

Hallaron que los niños que sufrieron una lesión cerebral leve eran más propensos a mostrar estos síntomas que los otros niños. Además, los síntomas físicos se aliviaron antes que los problemas del funcionamiento mental o cognitivo en los niños que sufrieron de conmoción.

También, estos síntomas parecieron ser peores en los niños que habían perdido el conocimiento o que mostraban anomalías en escáneres cerebrales, añadieron los investigadores.

El fútbol americano y el hockey no son las únicas actividades que plantean un riesgo para los atletas estudiantiles. El fútbol es la principal causa de conmociones relacionadas con el deporte entre las niñas de secundaria, según el estudio.

El Dr. Frederick Rivara, profesor y jefe de la división de pediatría general de la Universidad de Washington en Seattle y autor de un editorial acompañante en la revista, dijo que hoy en día médicos, padres y entrenadores se toman las conmociones más en serio.

Los deportes son importantes para la salud, pero hay que tener cuidado y proteger a los jóvenes de las lesiones en la cabeza, señaló Rivara.

"Si los niños tienen síntomas de conmoción deben salir del juego y no volver a jugar sin ver al médico", enfatizó.

Rivara dijo que los niños deben ver al médico tras una conmoción independientemente de si pierden el conocimiento o no.

"Hemos ignorado estas lesiones, y no sabemos lo suficiente sobre ellas", lamentó. Se necesita más investigación sobre las consecuencias de las conmociones, añadió.

Más información

Para más información sobre las conmociones, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?