Editar mi perfil

Cerrar

Los pediatras recomiendan no reducir el recreo escolar

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -

Ayuda al desarrollo general de los niños, y les da la oportunidad de relajarse

Desde la llegada de la Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás (No Child Left Behind) en 2001, muchas escuelas han reducido o eliminado el recreo para invertir más tiempo en la enseñanza académica.

Ahora, la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) insta a las escuelas a no reducir el recreo. La organización afirma que se trata de un descanso muy necesario que ayuda a los niños a desarrollar un estilo de vida sano.

"Nuestro estudio reconoce la necesidad de las escuelas, que cuentan con unos presupuestos cada vez más exiguos y menos tiempo, de fomentar el logro académico entre demandas por respaldar la actividad física y la prevención de la obesidad, pero sugiere que el recreo fomenta un ambiente saludable de aprendizaje y puede ayudar a las escuelas a cumplir con ambas demandas", aseguró la investigadora líder Catherine Ramstetter, miembro del comité de salud del hogar y escolar de la academia.

"Algo importante es que el recreo debe usarse como un complemento para las clases de educación física, no sustituirlas", añadió Ramstetter, educadora en salud del Colegio de Enfermería y Ciencias de la Salud Christ en Cincinnati.

El recreo es un componente esencial del desarrollo y la interacción social que los niños deben recibir en la escuela, afirmó. "Ofrece una oportunidad única para que los niños tengan un descanso de las demandas académicas de la escuela, además de un foro para la expresión creativa, la participación social y la actividad física", apuntó Ramstetter.

El coinvestigador, el Dr. Robert Murray, profesor del departamento de nutrición humana de la Universidad Estatal de Ohio, añadió que "el recreo es una parte esencial del desarrollo de un niño. Se trata del desarrollo mental, además del social".

Para aprender bien, los niños necesitan un periodo de actividad académica concentrada seguido de un descanso que les permita procesar la información, señaló Murray. Con los adultos sucede lo mismo, añadió.

"Los estudios han mostrado que los niños procesan mejor la información si no pasan de una actividad desafiante a otra, sino que tienen un descanso entre actividades", aseguró.

Según Murray, en la mayoría de las escuelas, el recreo dura de 15 a 20 minutos antes o después del almuerzo. No hay datos sobre la duración óptima del recreo, apuntó.

"Lo único que podemos decir es que debe ser suficiente tiempo para que el niño se relaje", apuntó Murray.

El informe aparece en la edición de enero de la revista Pediatrics.

Según la declaración del grupo, el recreo ofrece a los niños beneficios mentales, físicos, emocionales y sociales.

La declaración continúa diciendo que la educación física regular también es importante, y el recreo no debe sustituirla. Los autores consideran que el periodo de juego libre y no estructurado que el recreo ofrece es esencial para la salud general de los niños.

Además, apuntan que no permitir el recreo no debe ser una forma de castigo. Añadieron que el recreo es una parte importante del desarrollo de un niño, y que provee una interacción social que los niños quizás no obtengan en clases.

"Las escuelas deben examinar otros métodos de disciplina, y buscar formas de proveer un recreo seguro y adecuadamente supervisado para todos los niños", enfatizó Ramstetter. "Ya sea bajo techo o al aire libre, el recreo debe proveer un juego o una actividad libre y sin estructura".

Una experta se mostró de acuerdo en que el recreo es una parte importante de la experiencia escolar de un niño, y que debe ser valorado.

"Hemos hablado del juego no estructurado en las escuelas durante mucho tiempo", apuntó la Dra. Gloria Riefkohl, pediatra del Hospital Pediátrico de Miami.

Desde el inicio de la Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás, muchas escuelas han reducido o eliminado el recreo para ampliar el tiempo de clases, dijo.

"Es importante que los niños tengan recreo", aseguró Riefkohl. "El recreo permite a los niños interactuar con otros niños que no están en su aula, y les permite relajarse".

El tiempo que pasan interactuando en juegos no estructurados permite a los niños desarrollar importantes habilidades sociales, señaló Riefkohl. "Tenemos que hallar el tiempo para que los niños sean niños".

Más información

Para más información sobre la importancia del recreo, visite la Universidad de Carolina del Norte.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo