SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los niños egocéntricos podrían simplemente tener cerebros inmaduros

Por HealthDay -
Los niños egocéntricos podrían simplemente tener cerebros inmaduros

Un estudio sugiere que el mal control de los impulsos mejora con la edad

MIÉRCOLES, 7 de marzo (HealthDay News) -- La conducta egoísta en los niños pequeños se relaciona con un desarrollo incompleto de una región del cerebro que tiene que ver con el autocontrol, según un estudio reciente.

Los hallazgos podrían ayudar a explicar por qué los niños pequeños con frecuencia tienen problemas para controlar los impulsos egoístas, incluso cuando saben que deberían hacerlo, y podrían llevar a mejoras en las formas de fomentar la conducta social beneficiosa, sugirieron los investigadores alemanes.

El estudio, que aparece en la edición del 8 de marzo de la revista Neuron, incluyó a niños de distintas edades que jugaron dos juegos distintos. En un juego, les pidieron a los niños que compartieran una recompensa con otro niño que tenía que aceptar lo que se le ofrecía. En el otro juego, el recipiente tenía que aceptar lo que el otro niño ofrecía, o ninguno de los niños recibía una recompensa.

Los juegos estaban diseñados para evaluar la conducta estratégica de los niños que hacían la oferta.

"Nos interesaba si los niños compartirían más equitativamente si sus contrapartes podían rechazar las ofertas, y hasta qué punto la conducta estratégica dependía de la edad y del desarrollo del cerebro", apuntó en un comunicado de prensa de la revista el autor del estudio Nikolaus Steinbeis, del Instituto Max-Planck de Ciencias Cognitivas y del Cerebro en Leipzig.

"Observamos un aumento relacionado con la edad en la toma de decisiones estratégicas entre los 6 y los 13 años, y mostramos que la conducta de negociación se explicaba mejor por las diferencias relacionadas con las capacidades de control de los impulsos y la actividad subyacente funcional de la corteza prefrontal dorsolateral, una región del cerebro que madura de forma tardía y que se relaciona con el autocontrol", explicó Steinbeis.

Los resultados sugieren que la conducta egoísta en los niños pequeños podría no deberse a la incapacidad de reconocer qué es justo y qué es injusto, sino ser resultado de una corteza prefrontal inmadura que no fomenta la conducta generosa en situaciones donde hay un incentivo potente para que los niños sean egoístas.

"Nuestros hallazgos representan un avance crítico en nuestra comprensión sobre el desarrollo de la conducta social, con implicaciones abarcadoras para la política educativa, y resaltan la importancia de ayudar a los niños a actuar en base a lo que ya saben", concluyó Steinbeis. "Esas intervenciones podrían formar la base de un mayor altruismo en el futuro".

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) explica la conducta infantil normal.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?