Publicidad

Editar mi perfil

Las madres que se quedan en casa cocinan y juegan más con sus hijos

Por Healthday -

Pero las madres que trabajan pueden tomar medidas para asegurar que los niños coman bien y se mantengan activos, aconseja un experto

En comparación con las madres que se quedan en casa y las desempleadas, las que tienen trabajos a tiempo completo parecen pasar alrededor de 3.5 horas menos al día en tareas relacionadas con la dieta y el ejercicio de sus hijos, como cocinar, hacer la compra y jugar con ellos.

Ese es el hallazgo de un nuevo estudio de un economista de la salud de la Universidad de Cornell, quien también descubrió que las parejas de sexo masculino hacen poco para rellenar la brecha. Los papás con trabajos dedican apenas trece minutos al día a actividades relacionadas con la dieta y el ejercicio de sus hijos, mientras que los padres desempleados contribuyen tan solo 41 minutos, mostraron los hallazgos.

Los hallazgos sobre las madres que trabajan son constantes en todos los niveles socioeconómicos, según se midió a través de la educación, los ingresos familiares, la raza y la etnia, señaló John Cawley, profesor de análisis y administración de políticas y economía.

Sugirió que para compensar por su falta de tiempo, las madres que trabajan podrían ser mucho más propensas que las madres que permanecen en casa y las desempleadas a comprar comidas preparadas, por ejemplo comida para llevar o comida preempaquetada, que generalmente son menos nutritivas que las comidas cocinadas en casa.

Cawley anotó que el estudio no prueba que lo único que influye sobre cómo pasan las madres su tiempo sea el trabajo.

"Por ejemplo, las madres que eligen trabajar podrían ser las que disfruten menos de cocinar, y quizás cocinarían menos independientemente de que trabajen o no", apuntó Cawley en un comunicado de prensa de la Cornell.

También señaló que las madres que trabajan proveen otros beneficios a sus hijos, por ejemplo más dinero para satisfacer las necesidades familiares.

"Es importante recordar que podemos tomar medidas para mejorar la nutrición infantil y la actividad física sin aconsejar que las mujeres abandonen la fuerza laboral", señaló Cawley.

Por ejemplo, se debe educar mejor a los padres sobre el contenido nutricional de las comidas preempaquetadas y de restaurantes. También debe haber información sobre la nutrición y las calorías disponibles en los lugares en que los consumidores compran la comida, para que puedan tomar decisiones informadas.

Cawley también dijo que los hallazgos del estudio "subrayan la importancia de que las escuelas ofrezcan comida de alta calidad y clases de educación física".

El estudio aparece en línea como adelanto de su publicación en la edición impresa de diciembre de la revista Economics and Human Biology.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) tiene más información sobre las madres que trabajan.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo