SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las lesiones por abuso infantil han aumentado

Por Denise Mann, Reportero de Healthday -
Las lesiones por abuso infantil han aumentado

Las agencias de protección infantil reportaron declives, pero los datos hospitalarios dicen otra cosa

A pesar de los informes de las agencias gubernamentales que sugieren un declive en los casos de abuso infantil, unos nuevos datos muestran que el número de niños hospitalizados debido a lesiones graves relacionadas con el abuso en realidad aumentó ligeramente de 1997 a 2009.

En el nuevo estudio, investigadores analizaron estadísticas de los hospitales de EE. UU. de la Base de Datos de Niños Internos (Kids Inpatient Database). En ese periodo de doce años, la incidencia de lesiones graves debidas al abuso infantil (que incluyen fracturas y traumatismos craneales abusivos) aumentó en 4.9 por ciento. Por otro lado, los registros de los servicios de protección infantil mostraron una reducción de 55 por ciento en las lesiones por abuso infantil en el mismo periodo.

Los nuevos hallazgos aparecen en línea el 1 de octubre y en la edición impresa de noviembre de la revista Pediatrics.

Muchos motivos podrían explicar la desconexión aparente, señaló el coautor del estudio, el Dr. John Mishel Leventhal, profesor de pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale.

En primer lugar, "observamos las lesiones más graves que ameritan estadías hospitalarias, mientras que otros han observado las tasas generales de abuso infantil", apuntó. Quizás también ha habido cambios en los códigos de los reportes y de las lesiones, además de los criterios sobre quién era admitido al hospital.

Los nuevos datos muestran que las hospitalizaciones relacionadas con el abuso grave son mucho más comunes entre los bebés menores de un año, y tienden a afectar de forma desproporcionada a las familias de Medicaid, el programa de salud de EE. UU. para los individuos y familias con bajos ingresos. "Las tasas de estrés podrían ser más altas en las familias más pobres, y el estrés se relaciona con el riesgo de abuso", dijo Leventhal.

"Los mensajes de prevención deben ser más claros y contundentes, y escucharse en ámbitos múltiples que incluyan a los centros de atención de salud, las guarderías y los grupos de respaldo para los padres", enfatizó. Para realmente afectar las tasas de lesiones graves por abuso en los niños, se necesita una campaña nacional de concienciación y prevención, sugirieron los investigadores.

Muchos niños son lesionados por personas que no son sus familiares, advirtió Leventhal. "Tenga cuidado con a quién le deja a sus hijos, y aunque resulte embarazoso dígales que no les hagan daño mientras los cuidan". Dice que con frecuencia aconseja a los padres "hacer una pausa" cuando se sienten frustrados. "Dé un paso atrás, respire hondo y salga de la habitación".

Los hallazgos apuntan a los desafíos de usar una sola fuente de datos para rastrear el abuso infantil, apuntó el Dr. Andrew Adesman, jefe de pediatría del desarrollo y conductual del Centro Médico Pediátrico Steven and Alexandra Cohen de Nueva York, en New Hyde Park.

"Todas estas lesiones son prevenibles, y son el canario de la mina", apuntó Adesman. "El abuso es una señal de que hay problemas en el hogar o con la crianza que no se pueden ignorar. Tenemos que hacer un mejor trabajo en términos de la prevención y de una intervención más temprana en estos hogares".

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. ofrece consejos para prevenir el abuso y la negligencia en los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?