SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La FDA advierte que la codeína puede matar a los niños

Por HolaDoctor -
La FDA advierte que la codeína puede matar a los niños
CRÉDITO: THINKSTOCK

Tres niños murieron por problemas respiratorios presumiblemente causados por el uso de codeína, un analgésico opioide. Al investigar el caso, las autoridades de salud consideran que otros niños también podrían correr riesgos con este medicamento.

El analgésico opioide identificado como codeína podría poner en riesgo la vida de algunos niños, especialmente si han atravesado una cirugía, según advierte la Administración de Alimentos y Drogas (FDA), en un comunicado.

Este anunció se dio luego de que la Administración investigara los casos de tres niños que perdieron la vida a causa de problemas respiratorios presumiblemente vinculados con el uso del analgésico.

Los tres pequeños habían sido operados de las amígdalas, y luego de la cirugía se les suministró codeína en una dosis adecuada para su edad y peso. No obstante, poco tiempo después de tomar el medicamento los niños empezaron a hiperventilarse y a tener problemas para respirar, lo que les causó la muerte.

De acuerdo con la FDA, el problema se dio debido a que los niños presentaban una variación genética que los convertía en metabolizadores ultra-rápidos de codeína, es decir, sus cuerpos asimilaban muy veolzmente este medicamento, lo que les habría provocado efectos semejantes a los de una sobredosis.

Según explica el Dr. Joseph R. Tobin, de la Wake Forest University School of Medicine, la codeína es metabolizada por enzimas del hígado, y entonces se produce morfina. "Cuando una persona metaboliza lentamente la codeína, se genera un nivel muy bajo y seguro de morfina en el cuerpo".

"No obstante, en el caso de los metabolizadores ultra-rápidos, las enzimas descomponen la codeína en morfina de una manera muy veloz, causando que entre una gran cantidad del activo en la sangre; éste, combinado con algún residuo de anestesia, pudo haber causado la falla respiratoria en los pequeños", apunta.

Se calcula que una de cada siete personas sería metabolizadora ultra-rápida; "Sin embargo, muchos lo sabrán hasta que tomen codeína por primera vez, ya que la única manera de conocer qué tan rápido metaboliza una persona el medicamento es a través de una prueba genética", destaca el Dr. Tobin.

La Biblioteca Nacional de Salud informa que la codeína es un tipo de opioide utilizado para tratar dolores moderados; este medicamento puede utilizarse solo o en combinación con otras drogas. En general, está presente en analgésicos y jarabes para la tos, posibles de adquirir sin receta médica.

Debido a que en ocasiones puede conseguirse fácilmente, la FDA llama a lo padres y proveedores de salud a estar atentos para detectar si un niño ha sufrido una sobredosis de codeína. Los síntomas de sobredosis pueden incluir somnolencia, problemas para levantarse, confusión, dificultad para respirar o una respiración ruidosa.

Además, con los eventos recientes, la Administración llama a los médicos a tomar en cuenta las consecuencias de suministrar codeína a los niños, sin saber si estos pueden ser metabolizadores ultra-rápidos.

"Esta advertencia es especialmente importante, porque muchos médicos no son expertos en farmacología de opioides", destaca el Dr. Elliot Krane, del Lucile Packard Children’s Hospital.

Asimismo, el Dr. Krane opina que la codeína no debería ser utilizada en pacientes postoperatorios: "Éste es un medicamento poco útil para manejar el dolor, y con lo que acaba de suceder, los médicos deberían buscar opciones mucho más eficientes, especialmente para los niños; algunas buenas alternativas podrían ser la oxicodona y la hidrocodona".

Más información:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?