SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Espacios verdes disminuyen estrés infantil

Por -
Espacios verdes disminuyen estrés infantil
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Aunque el estrés es considerado un problema de la vida adulta, los niños también lo experimentan y ponerle remedio puede ser mucho más sencillo de lo que se podría creer. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Colorado, Boulder en EE.UU., jugar en patios escolares que cuentan con un hábitat natural y no sólo asfalto, disminuye el estrés y la falta de atención de los niños.

La investigación publicada en la revista Health & Place, recalca que el contacto con la naturaleza fomenta las relaciones de apoyo y los sentimientos de competencia, y un patio escolar con hábitat natural, pueden tener un impacto muy positivo en los niños.

"Muchas escuelas ofrecen programas de manejo del estrés, pero enseñan a las personas cómo lidiar con el estrés en lugar de crear entornos para reducirlo", destacó Louise Chawla, profesor de diseño ambiental y autor principal del estudio. "La escuela es donde los niños pasan la mayor parte de su vida, así que es un lugar importante a tener en cuenta para integrar el contacto con el mundo natural, debido a los beneficios que tiene”, añadió.

Para el estudio, los investigadores hicieron observaciones en sitios de recreo de tres escuelas, una en Baltimore, otra en Denver y una más en Colorado que incluían zonas boscosas, espacios al aire libre y áreas de asfalto. Además se entrevistaron con los estudiantes, profesores y padres de familia para obtener sus impresiones.

De acuerdo con los informes sobre el contacto con la naturaleza, los maestros reportaron que los estudiantes regresaban de su receso con lapsos de atención más largos y algunos padres dijeron que la experiencia fue fundamental para el bienestar y equilibrio social emocional de sus hijos. Por su parte, los niños resaltaron la calma, la paz y la relajación, además de otros descriptores positivos al reflexionar sobre sus experiencias.

Estrés en la niñez

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos refiere que el estrés en la niñez puede ser provocado por cualquier situación que requiera que una persona se adapte o cambie. La situación a menudo causa ansiedad. El estrés puede ser provocado por cambios positivos, como comenzar una nueva actividad, pero está vinculado con más frecuencia con cambios negativos, como una enfermedad o una muerte en la familia.

Los niños aprenden a responder al estrés por lo que han observado y experimentado en el pasado. En la mayoría de los casos, el estrés experimentado por un niño puede parecer insignificante para los adultos, pero como los niños tienen pocas experiencias previas de las cuales aprender, incluso las situaciones que exigen cambios pequeños pueden tener un impacto enorme en los sentimientos de seguridad y confianza del niño.

El dolor, las lesiones y la enfermedad son las principales fuentes de estrés para los niños. Los tratamientos médicos son aún más estresantes. El hecho de reconocer la existencia de estrés en los padres (como el que se ve durante el divorcio o las crisis financieras) puede ser muy estresante para un niño, al igual que la muerte o la pérdida de un ser querido.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?