Publicidad

Editar mi perfil

El humo de segunda mano podría perjudicar al reflejo de tos de los niños

Por HealthDay -

Una sensibilidad reducida a los irritantes respiratorios podría aumentar el riesgo de neumonía, afirman investigadores

El humo de segunda mano perjudica el vital reflejo de tos de los niños, sugiere un estudio reciente.

Investigadores del Centro Monell hallaron que la exposición al humo de segunda mano reduce la sensibilidad de los niños a irritantes que por lo general les harían toser. Y debido a que los pulmones de estos niños no son protegidos a través de la tos, están en mayor riesgo de neumonía, bronquitis y otras enfermedades respiratorias.

A pesar de estos mayores riesgos, el estudio halló que los niños expuestos al humo de segunda mano podrían ser más propensos a desarrollar un hábito de tabaquismo porque la experimentación con cigarrillos podría resultarles menos desagradable.

"La tos protege los pulmones de amenazas ambientales potencialmente nocivas, como las sustancias químicas y el polvo. Vivir con un padre que fume debilita ese reflejo, uno de los más vitales del cuerpo humano", señaló en un comunicado del Monell la codirectora del estudio Julie Mennella, bióloga del desarrollo del centro.

Para el estudio, los investigadores pidieron a 38 niños sanos de 10 a 17 años de edad que inhalaran concentraciones en aumento de capsaicina (el ingrediente que pica de los pimientos chile) de un nebulizador para hacerles sentir la necesidad de toser. De los participantes, 17 eran expuestos regularmente al humo de segunda mano en casa, y 21 nunca eran expuestos al humo en casa. Los padres de los niños también fueron evaluados.

Los investigadores aumentaron la cantidad de capsaicina que los participantes inhalaban hasta que la persona tosía dos veces. Una vez esto sucedía, se registraba el nivel del irritante como el umbral de tos del participante del estudio.

Los niños expuestos al humo de segunda mano necesitaban el doble de capsaicina para desencadenar la tos que los niños no expuestos al humo de segunda mano. Los padres expuestos al humo también eran menos sensibles a los irritantes estimulantes de la tos.

La exposición al humo de segunda mano aumenta el riesgo de un niño de desarrollar enfermedades respiratorias, concluyeron los investigadores.

"Este estudio sugiere que incluso si un niño expuesto no tose, su salud respiratoria podría seguir siendo afectada por el humo de segunda mano", advirtió en el comunicado de prensa el codirector del estudio Paul Wise, científico sensorial del Monell.

Investigaciones futuras estudiarán si una menor sensibilidad a los irritantes hace que fumar sea más placentero para los adolescentes, o si el reflejo de tos afectado se puede curar o no, apuntaron los autores del estudio.

El 60 por ciento de los niños estadounidenses de 3 a 11 años, además de 18 millones de jóvenes de 12 a 19, son expuestos al humo de segunda mano con regularidad, anotaron los investigadores.

Los hallazgos aparecen en la edición del 20 de agosto de la revista Tobacco and Nicotine Research.

Más información

La Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre el humo de segunda mano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo