Publicidad

Editar mi perfil

Chicago: trasplantan tráquea artificial a niña

Por -
Crédito: Children´s Hospital of Illinois

Es la primera vez que se realiza esta cirugía a un paciente infantil. La pequeña Hannah, de 2 años, nació con un mal congénito que impide que se desarrolle la tráquea. La intervención se llevó a cabo en el Children's Hospital de Illinois y la niña se recupera muy bien.

Gracias a un trasplante avanzado de tráquea bioartificial, Hannah podrá tener una vida nueva. Ella nació sin este órgano y está hospitalizada desde su nacimiento: no podía tragar, hablar ni respirar normalmente.

La niña padece de una rara enfermedad congénita conocida como agenesia traqueal congénita, que es causante de que la tráquea nunca se desarrolle. Afecta a uno de cada 50,000 niños.

La intervención fue realizada por el Doctor Paolo Macchiarini , el mismo cirujano que llevó a cabo el primer trasplante de tráquea en 2008. Desde entonces, se hicieron varios trasplantes de este tipo, pero algunas cosas han cambiado: antes las tráqueas provenían de donantes y ahora se fabrican con nanofibras en un molde sintético y luego se las impregna con células madre provenientes de la médula ósea del paciente.

La primera tráquea “de laboratorio” fue creada por científicos británicos en 2011, quienes utilizaron tejidos plásticos flexibles y células madre del paciente que sería trasplantado.

  • Órganos "a pedido"

"El avance logrado con este nuevo método, es que gracias a que el material empleado no viene de ningún donante, se evita que Hannah tome medicación antirrechazo durante toda su vida”, declaró el Doctor Macchiarini a elmundo.es.

El cirujano está muy satisfecho con el resultado de la operación, y confía en que Hannah podrá hablar, alimentarse bien y respirar sin problemas.

Mientras tanto, le esperan varios meses de rehabilitación para que su musculatura se fortalezca y aprender sus nuevos hábitos. "Como no tenía tráquea, ciertas funciones como comer, hablar y respirar bien, las tiene poco desarrolladas, como las de un bebé", explica el cirujano.

Pero la evolución de Hannah es muy prometedora. La pequeña ya puede abrir la boca, mover la lengua y tragar saliva. Además, ahora "ya ha empezado a caminar y a jugar con su hermana, de cuatro años, cosa que antes nunca había hecho", declaró Macchiarini.

Más para Leer

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo