Editar mi perfil

Muchos niños lesionados por la caída de televisores

Por -

Cada 45 minutos, un niño ingresa a sala de emergencias herido por la caída de un aparato, y el peligro es mayor en niños menores de 5 años. Estos accidentes, que se duplicaron en la última década, se pueden prevenir fácilmente con la toma de conciencia y medidas sencillas, dicen los expertos.

Decidir dónde ubicar los televisores, más allá de un asunto estratégico para la familia, es un tema de seguridad. Cuando no están en un lugar firme y caen, o si no se toman precauciones en el traslado, estos aparatos causan lesiones en la cabeza y el cuello, cortes, magulladuras y contusiones en todo el cuerpo, según un nuevo estudio de la Alianza de Prevención de Lesiones Infantiles.

"Éstos se producen principalmente en los niños más pequeños, cuando los televisores caen hacia ellos, y no se dan cuenta del peligro", declaró el Dr. Gary Smith, autor principal del estudio.

El informe, publicado en la revista Pediatrics, es un relevamiento actualizado sobre las lesiones relacionadas con la caída de TV en los niños estadounidenses desde 1990 hasta 2011, sobre la base de datos de visitas al servicio de urgencias en los hospitales a nivel nacional. Permitió observar que la tasa de incidentes, que era de 1 por cada 10 mil niños lesionados en 1990, creció casi a 2 por cada 10 mil niños en 2011.

Los investigadores hallaron que alrededor de 381 mil niños y adolescentes terminaron en emergencia por accidentes relacionados con televisores durante ese tiempo. Más del 50% fue debido la caída de aparatos, el 38% fue causado por tropezar con éstos mientras corrían y el 9 % fue por otras situaciones, incluyendo el traslado dentro de la casa.

Los investigadores señalaron que el 64 % de las lesiones fueron en niños menores de 5 años de edad, mientras que los pequeños de 2 años son el grupo más propenso a ser lastimado.

Las caídas de los televisores pueden ser fatales: según la Consumer Product Safety Commission, causó la muerte de 215 niños entre 2000 y 2011.

  • Dónde ubicar la TV

Los investigadores creen saber por qué las lesiones por caída siguen aumentando. "Lo que estamos encontrando es que cuando los televisores más modernos son traídos a los hogares, las unidades más antiguas se están colocando en lugares que no son seguros", dijo Smith.

Esos televisores más viejos se ubican en dormitorios o salas de juego, en la parte superior de los aparadores, oficinas, cajones y armarios, que se pueden caer o romper, porque no fueron diseñados para soportar su peso.

"La TV necesita ser anclada a la pared. Muchos padres no saben que los televisores pueden ser mortales si caen sobre sus hijos", declaró Smith.

Smith dijo que las cifras del número de accidentes podrían ser más altas, ya que sólo se captaron los datos registrados en los servicios de urgencias, y cree que puede haber muchos casos de lesiones tratadas en el hogar o en los consultorios médicos, que no están en las estadísticas.

"Si usted tiene un televisor en su casa - no importa si se trata de una pantalla plana o un modelo más antiguo - siempre debe estar anclado a la pared", señaló el líder del estudio.

Más para leer

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo