SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Muere investigador a causa de la peste

Por Amanda Gardner, Reportera de Healthday -

Se trata del primer caso por trabajo de laboratorio que reporta el gobierno en 50 años

JUEVES, 24 de febrero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Si bien los expertos enfatizan que las epidemias de peste seguirán siendo un espectro de siglos pasados, siguen apareciendo casos aislados, incluso en Estados Unidos.

De hecho, según un informe gubernamental recién publicado, un trabajador de laboratorio estadounidense murió por la peste en 2009, el primer caso de peste por una infección adquirida en laboratorio desde 1959, y la primera muerte conocida por una forma debilitada del germen.

El informe aparece en la edición del 25 de febrero de la revista de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., Morbidity and Mortality Weekly Report.

Los casos de peste no son sólo "inusuales", apuntó el Dr. Steven Hinrichs, presidente del departamento de patología y microbiología del Centro Médico de la Universidad de Nebraska en Omaha, sino que "es inusual tener accidentes en los laboratorios. Diría que hay menos de diez casos de accidentes de laboratorio que tengan que ver con enfermedades infecciosas al año".

Yersinia pestis, la causa de la peste, es el microbio que portaban las pulgas de las ratas en la Edad Media, y que creó la Muerte Negra, que acabó con un tercio de la población de Europa.

El caso del trabajador de laboratorio fue particularmente misterioso porque trabajaba con una cepa debilitada del Y. pestis, que no se sabía que causaba daño a los humanos.

"La mayoría de laboratorios que trabajan en ciencia básica siempre utilizan cepas debilitadas, lo que se considera como una forma 'más segura' de realizar estos experimentos de investigación, en lugar de usar la cepa virulenta del todo", explicó Hinrichs.

Según el informe de los CDC, el trabajador de laboratorio, que tenía 60 años de edad, buscó ayuda médica por síntomas que podrían haber sido la gripe, como fiebre, dolores y tos, el 10 de septiembre de 2009.

No dio seguimiento a la consulta, y tres días más tarde, el 13 de septiembre, llegó a un hospital de Chicago en ambulancia. Sus síntomas habían empeorado, y se quejaba también de falta de aire.

Los médicos le administraron oxígeno, y al sospechar de una insuficiencia cardiaca, le dieron diuréticos. Cuando se dieron cuenta de que se trataba de una infección, también le administraron antibióticos.

A pesar de todo, el paciente murió trece horas después de su ingreso en el hospital.

Los médicos no sabían que el hombre había trabajado en un laboratorio hasta el 16 de septiembre, momento en que se comunicaron con las autoridades de salud y los oficiales del laboratorio, ubicado en una universidad.

Los investigadores encontraron rastros de bacterias a principios de la investigación, pero no pudieron confirmar que se trataba de Y. pestis hasta el 18 de septiembre.

Aunque parece claro que el hombre contrajo la infección en el trabajo, todavía las autoridades no están del todo seguras de cómo lo hizo. Podría haberla inhalado, o tal vez entró a través de una herida o lesión en la piel.

Tampoco están seguros de por qué murió, aunque tienen fuertes sospechas.

El hombre sufría de un trastorno sanguíneo subyacente llamado hemocromatosis, en que la sangre tiene demasiado hierro.

La cepa del microbio con que trabajaba era débil porque no tenía suficiente hierro.

Una vez la bacteria entró al cuerpo del hombre, su hierro adicional tal vez haya sido suficiente para vencer la debilidad de la bacteria, volviéndola tan virulenta como algunas de sus compañeras.

"El problema de la hemocromatosis está bien descrito en la literatura. El enfoque sobre el hierro y su trastorno es en realidad un objetivo para el desarrollo de nuevos antibióticos", apuntó Hinrichs. "Es muy probable que la afección contribuyera a su enfermedad [y] muerte".

Según las estadísticas de los CDC, hay entre diez y quince casos aislados de peste cada año en EE. UU., y la Organización Mundial de la Salud informa que hay entre mil y tres mil casos cada año globalmente.

El informe más reciente de los CDD anotó que el año pasado en Oregón dos miembros del mismo hogar contrajeron la peste, aparentemente a partir de pulgas que tenía su perro. En lo que constituyeron los dos únicos casos de peste en EE. UU. observados en 2010, ambos individuos se recuperaron.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la peste.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?