SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El trabajo policial causa estragos en la salud

Por HealthDay -
El trabajo policial causa estragos en la salud

El estrés diario y los turnos de noche contribuyen a aumentar el riesgo de enfermedades crónicas entre los agentes del orden

Una nueva investigación muestra que los agentes de policía están en mayor riesgo de desarrollar una serie de problemas de salud mental y física, tales como enfermedades cardiacas, problemas del sueño, obesidad y algunas formas de cáncer.

Además, los índices de suicidio eran más de ocho veces más altos entre los agentes en funciones que en los jubilados o aquellos que abandonaron el cuerpo de policía, según los investigadores de la Universidad de Búfalo en Nueva York.

"Este es uno de los primeros estudios de base poblacional de policías que evalúa la relación entre el estrés de ser agente de policía y las consecuencias psicológicas y de salud", señaló en un comunicado de prensa de la universidad John Violanti, investigador principal del estudio.

"Por lo general, las desigualdades de salud se definen por factores socioeconómicos y étnicos, pero aquí observamos una disparidad en la salud causada por una profesión, por lo que se subraya la necesidad de ampliar la definición de desigualdades de salud para incluir también la profesión", agregó Violanti, un ex policía estatal de Nueva York, que ahora es profesor de medicina preventiva y social en la Escuela de Salud Pública y Profesiones de la salud de la universidad.

Para la realización del estudio, los investigadores dieron seguimiento a 464 miembros del Departamento de Policía de Búfalo durante un periodo de cinco años a fin de examinar de qué forma su trabajo afectaba a su salud mental y física.

El estrés del trabajo diario y el trabajo nocturno, según encontraron, contribuía a un mayor riesgo de síndrome metabólico, un grupo de síntomas que incluye la obesidad abdominal, la presión arterial alta, la resistencia a la insulina, la diabetes tipo 2 y el accidente cerebrovascular.

El estudio reveló que más del 25 por ciento de los agentes examinados tenía síndrome metabólico. Por el contrario, menos del 19 por ciento de la población estadounidense general tiene esta afección. Mientras tanto, cerca del 47 por ciento de los agentes trabaja turnos de noche, en comparación con apenas el 9 por ciento de otros trabajadores de EE. UU.

"Encontramos que, como grupo, los agentes que trabajan de noche tienen un mayor riesgo de síndrome metabólico que los que trabajan turnos de día", señaló Violanti.

El estudio también encontró que el 40 por ciento de los agentes de policía eran obesos, en comparación con el 32 por ciento de la población general.

Además, las agentes que informaban los niveles más altos de estrés eran cuatro veces más propensas a tener problemas para dormir y los agentes que experimentaban más estrés eran seis veces más propensos a tener una mala calidad del sueño, en comparación con la población general de EE. UU.

Luego de 30 años de servicio, halló el estudio, los agentes estaban también en mayor riesgo de linfoma de Hodgkin y cáncer cerebral.

Los autores del estudio apuntaron que la cultura del trabajo policial a menudo evita que busquen ayuda aquellos que lo necesitan.

"La cultura de la policía no ve con buenos ojos a las personas que tienen problemas", explicó Violanti. "Los agentes no sólo están supuestos a ser superhombres o supermujeres, sino que temen pedir ayuda".

Los autores del estudio agregaron que las enfermedades crónicas o los problemas de salud mental pueden afectar la reputación de los agentes de policía y su situación financiera.

"Si un agente tiene una enfermedad cardiaca, no se le permite volver a las calles", señaló Violanti. "Eso es una amenaza real". Si busca asesoría de salud mental, no será considerado para ascensos y puede que sea avergonzado por sus compañeros y superiores. En algunos casos, esto puede dar lugar al retiro del arma de fuego, así que los agentes tienen miedo a pedir ayuda".

Los investigadores concluyeron que, como parte de su entrenamiento en la academia de policía, a los agentes se les debe enseñar a reconocer los signos del estrés y a buscar tratamiento. Y los departamentos de policía necesitan entrenamiento para asegurar que los agentes no tengan miedo de pedir ayuda, señaló Violanti.

Está previsto que el estudio se publique en la edición especial de International Journal of Emergency Mental Health.

Más información

La U.S. National Library of Medicine tiene más información sobre el estrés.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?