SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El pensamiento positivo y la persistencia ayudan en la búsqueda de trabajo

Por Lisa Esposito, Reportero de Healthday -
El pensamiento positivo y la persistencia ayudan en la búsqueda de trabajo

Permanecer enfocado en hallar empleo es el factor más importante, apuntan los investigadores

JUEVES, 3 de mayo (HealthDay News) -- Un estudio que dio seguimiento a personas recién desempleadas durante cinco meses, o hasta que hallaran un nuevo trabajo, halló que permanecer positivo y ser persistente ayudó a las personas a encontrar trabajo antes.

"Es muy, muy difícil", apuntó la coautora del estudio Ruth Kanfer, profesor de psicología del Instituto de Tecnología de Georgia. "No es como aprender una habilidad, donde mantener una actitud positiva puede ser más fácil a medida que uno ve la mejora con el esfuerzo. Uno envía currículos, pero casi no recibe retroalimentación sobre qué tan bien lo está haciendo o qué podría hacer para mejorar las probabilidades de hallar empleo".

No es sorprendente que a las personas positivas y con una perspectiva dinámica les fuera mejor que a las que se sentían más temerosas y ansiosas. Pero, en términos del éxito, los rasgos de la personalidad fueron secundarios respecto a la autogestión. De una semana a otra, los que hicieron más por desarrollar rutinas, buscar respaldo y mantener los pensamientos negativos en control fueron los que más horas dedicaron a la búsqueda.

Los hallazgos aparecen en la edición de abril de la revista Academy of Management Journal.

El estudio se llevó a cabo entre enero y julio de 2008. En ese periodo, 128 de las 177 personas (72 por ciento) hallaron nuevos empleos.

A principios de 2008, la tasa de desempleo de EE. UU. fue de entre 4.9 y 5.6 por ciento, según la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU. En marzo de 2012, la tasa de desempleo era de 8.2 por ciento.

Eva Parsons es coach ejecutiva. "Con los años, sobre todo en los últimos años, he hablado con muchos ejecutivos que han perdido el trabajo por reducciones de personal en una organización", comentó.

Parsons recuerda a un cliente. "Era un ejecutivo bastante importante en una compañía global, y lo despidieron. Y se puso a trabajar de inmediato y dijo que ahora, buscar empleo era su trabajo. Permanecía en su escritorio todos los días y tenía una lista de las cosas que deseaba lograr. Inicialmente, sobre todo afianzó sus redes, pero también revisó su currículo y se aseguró de que todo estuviera al día".

Los participantes del estudio no habían sido despedidos ni habían renunciado, sino que habían tenido que abandonar el trabajo por una reducción del personal u otro motivo. Todos recibían beneficios de desempleo de Minnesota, tenían entre 25 y 50 años de edad, y al menos una licenciatura. La mayoría eran blancos. El 60 por ciento habían perdido recientemente trabajos profesionales, técnicos o administrativos. Los demás se encontraban en el sector secretarial, de ventas u otros campos.

En promedio, pasaban 17 horas buscando trabajo cada semana, pero eso se había reducido a 14 horas hacia el final del estudio. La salud mental aumentó gradualmente, y luego declinó ligeramente con un repunte final.

Evaluaciones semanales en línea de los participantes descubrieron una actitud de "método" (buscar el crecimiento personal, desarrollar habilidades e intentar alcanzar metas de forma enérgica), o una actitud de evitación.

Los "evitadores" tenían una postura más defensiva y eran los que más se preocupaban de evitar un fracaso o un trastorno emocional. También eran más sensibles a las críticas.

Kanfer dijo que los pensamientos contraproducentes incluyen cosas como "no puedo hacerlo, no es probable que halle un trabajo, todo el mundo me dice que no, no hay posibilidades... permitir que esos pensamientos le dominen".

Parsons señaló que los que buscan trabajo "deben hacer las cosas usuales que las personas hacen para permanecer sanas y mantener su moral: comer bien, dormir lo suficiente, hacer ejercicio, todas las cosas que hacen normalmente para manejar el estrés".

Añadió que "cuando creen que han recibido una patada y han recibido malas noticias, la reacción inicial de mucha gente es querer esconderse debajo de la cama. La gente debe hacer lo contrario. Comunicarse con los amigos. Siga haciendo que ello sea parte de la disciplina".

Si la búsqueda de empleo se prolonga, Parsons recomendó hallar o iniciar un grupo de respaldo, "para que pueda tener otras personas con quien compartir su estrategia y ponerse en contacto cada semana o dos, comparar notas y motivarse mutuamente. Es un proceso muy solitario, que puede resultar realmente duro para las personas".

Más información

La Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association) ofrece más información sobre cómo recuperarse de perder el empleo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?