SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los hombres también pueden estar embarazados

Por -
Los hombres también pueden estar embarazados
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Mientras que los cambios hormonales de la mujer durante el embarazo son muy conocidos, una nueva investigación muestra que muchos hombres experimentan alteraciones orgánicas y psicológicas a medida que el vientre de su pareja crece.

La mujer que está esperando un bebé a veces observa que su pareja tiene síntomas y cree que se trata de una especie de competencia o que él finge para atraer su atención, pero hay algo de cierto en eso: ellos también pueden tener naúseas y alteraciones hormonales cuando van a ser padres, dice la ciencia. "Se produce una disminución gradual de la testosterona en los hombres", dijo Robin Edelstein, de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor.

Para el estudio, que fue publicado en American Journal of Human Biology, Edelstein y su equipo siguieron a 29 parejas heterosexuales que esperaban su primer hijo y examinaron las hormonas en 4 momentos diferentes durante todo el embarazo: testosterona, cortisol, estradiol y progesterona.

Como era de esperar, los niveles de las 4 hormonas se incrementaron en las mujeres embarazadas, mientras que los hombres mostraron una disminución sustancial en los niveles de testosterona y estradiol, pero no mostraron cambios en los niveles de cortisol o progesterona.

Los científicos no saben a ciencia cierta por qué las hormonas disminuyen en los hombres, pero creen que podría ser porque eso los transforma en mejores cuidadores: al segregar menos testosterona, serán menos agresivos. Las alteraciones detectadas son muy pequeñas, pero deben ser tenidas en cuenta, señalaron los investigadores.

¿Cómo se llama este síndrome?

El embarazo simpático, conocido como síndrome de Couvade es una situación en la que un hombre sano -cuya pareja espera un bebé- experimenta síntomas relacionados con el embarazo. Mientras que algunas investigaciones sugieren que esto podría ser común, no es una enfermedad mental reconocida o no es tomada como enfermedad, informa la Clínica Mayo.

Los síntomas varían ampliamente y por lo general se producen sólo durante el primer y tercer trimestre del embarazo, pero son bien específicos:

Síntomas físicos: pueden incluir náuseas, ardor de estómago, dolor abdominal, hinchazón, cambios en el apetito, problemas respiratorios, dolores de muelas, calambres en las piernas, dolores de espalda, y molestias urinarias o irritaciones genitales.

Síntomas psicológicos: pueden incluir cambios en los patrones de sueño, ansiedad, depresión, disminución de la líbido e inquietud.

¿Qué se puede hacer? Si eres un hombre cuya pareja está embarazada, "puedes tomar medidas para controlar el estrés y prepararte para la paternidad, por ejemplo asistiendo a clases prenatales. También puedes buscar consejo y aliento de amigos y familiares, hablar con tu pareja y hallar una buena comunicación para transitar juntos ese camino", aconseja el Dr. Todd Nippoldt, de Clínica Mayo.

Si eres mujer y estás embarazada, debes comprenderlo, él también está experimentando demasiados cambios.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?