Editar mi perfil

Cerrar

Las biopsias dirigidas para el cáncer de próstata podrían mejorar la atención

Por HealthDay -
Crédito: HD

Combinar la IRM con el ultrasonido permite a los médicos detectar mejor los tumores ocultos y con frecuencia agresivos

LUNES, 10 de diciembre (HealthDay News) -- Una nueva forma de biopsia para el cáncer de próstata, altamente dirigida, podría representar un avance en la atención de la enfermedad, sugiere un estudio reciente.

Investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) afirman que los tumores de próstata se podrían diagnosticar usando una "biopsia dirigida guiada por imagen", que consiste en la extracción de una muestra directa de los tumores en los tejidos usando tanto IRM como ultrasonido en tiempo real.

El equipo de la UCLA afirma que esta forma dirigida de la biopsia es mucho más precisa que las biopsias "ciegas" convencionales, que no permiten a los médicos ver los tumores. Sugirieron que el nuevo procedimiento podría mejorar la detección precoz del cáncer de próstata, y resultar en menos biopsias en general.

"El cáncer inicial de próstata es difícil de observar en imágenes debido al contraste limitado entre los tejidos normales y los malignos dentro de la glándula", señaló en un comunicado de prensa de la UCLA el autor principal del estudio, el Dr. Leonard Marks, profesor de urología y director del Programa de Vigilancia Activa de la universidad. "Básicamente, las biopsias convencionales se realizan a ciegas, porque no podemos ver a qué nos dirigimos. Ahora, con este nuevo método tenemos el potencial de ver el cáncer de próstata y dirigirnos a él de forma mucho más refinada y racional".

Cada año se realizan casi un millón de biopsias de próstata en EE. UU., casi todas después de que un hombre obtiene resultados positivos de niveles elevados de antígeno específico de la próstata (APE), que pueden indicar cáncer de próstata.

Un experto que no participó en el nuevo estudio dijo que los métodos actuales de biopsia ofrecen ventajas y desventajas.

"Actualmente, el diagnóstico de cáncer de próstata ocurre a través de una biopsia transrectal guiada por ultrasonido", señaló el Dr. Warren Bromberg, jefe de urología del Hospital de Northern Westchester en Mount Kisco, Nueva York.

"La ventaja de este procedimiento es que se puede realizar con anestesia local en el consultorio de un urólogo en menos de diez minutos", planteó. "El problema de este método es que aproximadamente el 75 por ciento de los hombres tienen biopsias negativas [y] las áreas cancerosas normalmente no son visibles. Por tanto, se toman biopsias múltiples para tratar de 'hallar' el cáncer, el procedimiento normalmente se repite en algún momento cuando la prueba del APE sigue en aumento, se detectan cánceres insignificantes con tanta frecuencia como los significativos, siempre existe el miedo de haber pasado por alto el cáncer, y hay riesgos de infección, dolor y sangrado".

El equipo de la UCLA buscaba determinar si unos métodos más dirigidos de biopsia podrían cambiar esa situación. En el estudio, monitorizaron activamente a 171 hombres con cánceres de próstata de crecimiento lento o que habían recibido biopsias negativas pero cuyos niveles de APE seguían siendo persistentemente altos, lo que sugiere que podría haber un tumor.

Primero, los participantes se sometieron a una IRM para visualizar la próstata. La imagen se envió a un dispositivo, conocido como Artemis, que fusiona las imágenes de la IRM con ultrasonido tridimensional en tiempo real. Este proceso de fusión permite a los urólogos ver las lesiones durante la biopsia.

"Con el Artemis, tenemos un mapa virtual de las áreas sospechosas que se coloca directamente sobre la imagen del ultrasonido durante la biopsia", anotó Marks. "Cuando se puede ver una lesión, se tiene una importante ventaja al saber lo que realmente sucede en la próstata. Los resultados pueden ser muy dramáticos, y la tasa de detección del cáncer en estas biopsias dirigidas es muy alta. Hallamos muchos tumores que antes no se hubieran hallado con biopsias convencionales".

El 53 por ciento de los hombres que participaron en el estudio tenían cáncer de próstata, según el estudio, que aparece en la edición en línea del 10 de diciembre de la revista The Journal of Urology. Marks y colegas también hallaron que un 38 por ciento de los cánceres que encontraron usando biopsia dirigida eran tumores agresivos, lo que significa que es más probable que se propaguen y requieran de tratamiento.

A diferencia de las biopsias ciegas convencionales, que pueden ser dolorosas y que requieren que los hombres se sometan a anestesia general y pasen por un largo periodo de recuperación, las biopsias dirigidas de la UCLA se realizaron en unos 20 minutos en una clínica ambulatoria bajo anestesia local, apuntó el equipo.

"La biopsia dirigida de próstata tiene el potencial de mejorar el diagnóstico del cáncer de próstata, y podría ayudar en la selección de los pacientes para una vigilancia activa y una terapia focal", escribieron los autores.

Bromberg estuvo de acuerdo en que la nueva tecnología supone una promesa real.

Además de permitir una "mejor visualización" de los tumores, "añadir la IRM al ultrasonido parece permitir la detección preferencial del tipo de cáncer que más amenaza a la vida [de alto grado], lo que podría reducir las probabilidades de que un hombre se someta a un tratamiento innecesario", apuntó.

En cuanto al costo, "el costo total añadido de la IRM podría resultar compensado por la reducción en el número de biopsias", planteó Bromberg.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. ofrece más información sobre la evaluación del cáncer de próstata.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo