Publicidad

Editar mi perfil

Comer pescado y ejercitar: secretos para súper hombres

Por -

Si desean incrementar la potencia y cantidad de espermatozoides, lo mejor será que no dejen de ir al gimnasio y que ignoren la góndola de las carnes procesadas y se acerquen más a la de los pescados. Dos poderosas conclusiones que se presentaron en la reunión anual de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva en Boston.

Más actividad física y mayor consumo de pescado podrían ser las nuevas llaves de la fertilidad masculina.

Estas son las conclusiones más importantes entre varios estudios nuevos presentados el 15 de octubre en una conferencia internacional de fertilidad en Boston sobre la influencia de los factores de estilo de vida en la producción de los espermatozoides.

En el primer estudio, Myriam Afeiche, de la Escuela de Salud Pública de Harvard, junto a un grupo, investigó a más de 150 hombres que estaban siendo evaluados en el Centro de Fertilidad del Hospital General de Massachusetts. Les pidió que llenaran cuestionarios con sus hábitos de alimentación y que proporcionen muestras de esperma.

Con esos datos, los científicos encontraron que los hombres que consumían entre 1 y 3 raciones diarias de carnes procesadas como el tocino, tenían peores formas de esperma (morfología) que los hombres que reportaban consumir una menor cantidad de porciones. La forma de los espermatozoides fue mejor en los hombres que comieron la carne de pescado blanco (por ejemplo, bacalao o halibut) que los hombres que comían menos peces.

Pero en realidad, todos los pescados son buenos: los hombres que comieron carne más oscura como el salmón o atún, tenían un recuento total de espermatozoides de alrededor del 34% más que los hombres que comían una  menor cantidad de peces.

  • El ejercicio, vital para el esperma

Otro grupo de investigadores de Harvard analizó a alrededor de 140 hombres del Hospital General de Massachusetts, y les pidieron que llenen cuestionarios sobre sus hábitos de ejercicio y proporcionen muestras de semen.

Los hombres fueron divididos en 4 grupos en función de la cantidad de actividad física semanal, y los investigadores hallaron que el recuento de espermatozoides estaba directa y significativamente relacionado con el ejercicio, pero no la movilidad o la forma.

Y la cantidad también influye: los hombres que dedicaban a la actividad física moderada o vigorosa 7 horas a la semana, tuvieron concentraciones de espermatozoides un 48% más altas que los hombres que hacían ejercicio durante 1 hora a la semana o menos.

Eso sí, hay que saber elegir, porque correr y andar en bicicleta no tuvieron efectos sobre la concentración de espermatozoides. De los ejercicios, el que da más beneficios es el levantamiento de pesas.

No importa la edad, el sexo o la condición que tengas. El nuevo mercado de seguros de salud (también conocido como mercado de intercambio) por internet, que se lanzó el 1° de octubre, permitirá a millones de personas adquirir cobertura médica más adecuada a su bolsillo.

Más para leer

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo