Comentarios

Madres que usan la TV como tete

Publicado - Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday

0 Comentarios | Tamaño del texto:
Los bebés de madres obesas fueron los que tenían más probabilidades de ver hasta 3 horas de televisión diaria en lugar de jugar Crédito: HD

LUNES, 7 de enero (HealthDay News) -- Muchos bebés pasan casi tres horas al día delante de la televisión, halla un estudio reciente, sobre todo si sus madres son obesas y adictas a la televisión, o si los bebés molestan o se muestran activos.

"Las madres usan la televisión como medio para tranquilizar a los bebés que presentan más problemas", afirmó la autora principal del estudio Amanda Thompson, profesora asistente de antropología de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill.

Otros estudios han mostrado que ver la televisión a una edad tan temprana puede ser perjudicial, aseguró, y puede provocar retrasos importantes en el desarrollo.

El estudio aparece en la edición en línea del 7 de enero y en la edición impresa de febrero de la revista Pediatrics.

Para realizar el estudio, el equipo de Thompson observó a más de 200 madres negras con ingresos bajos y a sus bebés, participantes en un estudio sobre el riesgo de obesidad en los niños, y para tal fin se observó a las familias en sus casas.

Los investigadores hallaron que bebés de incluso 3 meses pasaban delante de la televisión casi tres horas al día. Y el 40 por ciento de los bebés de un año veían la televisión al menos tres horas al día.

Las madres obesas que veían mucho la televisión y cuyos hijos eran problemáticos tenían las probabilidades más altas de poner al niño a ver la televisión, encontró el grupo de Thompson. Durante las comidas, muchos bebés seguían viendo la televisión, observaron los investigadores. Las madres con una educación mayor tenían menos probabilidades mantener la televisión encendida durante las comidas.

Las madres obesas tienen más probabilidades de estar inactivas o de sufrir de depresión, aseguró Thompson. "Es más probable que ellas vean la televisión, así que sus hijos también la ven más", señaló.

En la actualidad, Thompson está llevando a cabo un estudio para ver si esas madres pueden mantener a sus bebés alejados de la televisión mediante el juego y otras alternativas.

Otro experto afirmó que el estudio aclara más el problema de la exposición excesiva a la televisión a una edad tan temprana.

"Esto proporciona más evidencias de que ciertos niños, sobre todo aquellos en un situación de vulnerabilidad, se encuentran a una edad muy temprana en un entorno que no les facilita la optimización de su salud mental", señaló el Dr. Dimitri Christakis, director del Centro de Salud, Conducta y Desarrollo Infantil del Instituto de Investigación del Hospital Infantil de Seattle y profesor de pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington.

Christakis indicó que el 50 por ciento de los niños procedentes de este tipo de ambientes empiezan el kindergarten careciendo de las habilidades básicas.

Que tantos niños vean la televisión siendo tan pequeños es "sorprendente y desconcertante", opinó. Indicó que los niños a esa edad están despiertos solo de 10 a 12 horas al día, y el 40 por ciento de estos niños pasan un tercio de sus horas de vigilia delante de la televisión.

"En muchos casos están sujetos en su asiento", aseguró Christakis. "Ver la televisión a una edad tan temprana se asocia con problemas en la atención y con retrasos a nivel cognitivo, y es perjudicial para el desarrollo cerebral de los bebés".

Por estas razones, la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) aconseja que los niños no vean la televisión hasta los dos años de edad, indicó Christakis.

"Sabemos que no hay nada mejor para el cerebro de los niños pequeños que la interacción con los humanos en el mundo real", afirmó, y añadió que el cerebro se desarrolla respondiendo de forma directa a la estimulación externa.

Ver la televisión durante tanto tiempo tiene consecuencias negativas para esos niños, aseguró Christakis. "Se estimula de forma inapropiada el desarrollo del cerebro, ya que las actividades externas quedan desplazadas, como jugar o que le lean algo, y porque la televisión supone una estimulación excesiva", añadió.

Melissa Salgueiro, psicóloga del Hospital Pediátrico de Miami, estuvo de acuerdo en que "los niños no deberían ver la televisión hasta los 2 años". Incluso a esa edad, añadió, se debería limitar la televisión a 30 minutos al día, y que los padres dispusieran de otras actividades (como, por ejemplo, el juego) como medio para calmar a sus hijos.

Más información

Para más información sobre los niños y ver la televisión, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Compartir e Imprimir:

Comparte tu opinión

Ingresar o Ingresar con Facebook
En favor
En contra
Por favor, escribe un comentario!
Este comentario ha sido reportado
Publicado
Responder
Reportar

Comentarios

Mostrando 0 - 0 de 0

Siguiente Anterior
Cerrar

Publicidad

http://s3.hdstatic.net/gridfs/holadoctor/