SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los medios populares para los bebés no mejoran el aprendizaje

Por Dennis Thompson, Reportero de Healthday -
Los medios populares para los bebés no mejoran el aprendizaje

A medida que la ciencia alcanza al marketing, surgen dudas acerca de su valor y efectividad

VIERNES, 4 de marzo (HealthDay News/HolaDoctor) -- En estos días, los padres que quieren ofrecerles a sus bebés una ventaja en el aprendizaje acuden con frecuencia a lo que se ha llamado "medios para bebés", es decir videos específicamente diseñados para estimular mentes muy jóvenes.

Pero investigadores y pediatras han comenzado a cuestionar si los bebés en realidad aprenden algo con estos videos. Además, estudios recientes han hallado que los videos logran entretener a los bebés, pero hacen poco por ayudarles a aprender palabras y conceptos.

De hecho, algunos investigadores han encontrado que los niños que comienzan a ver estos medios a una edad temprana son más propensos a mostrar menos capacidad con el lenguaje que los que nunca estuvieron expuestos a estos videos o comenzaron a verlos más tarde.

"No me parece que hayamos visto nada que sugiera que los niños menores de 18 meses, incluso con apoyo paterno, puedan aprender algo de un DVD", aseguró Rebekah A. Richert, profesora de psicología de la Universidad de California en Riverside.

Los bebés que se acercan a la edad en que aprenden a caminar podrían aprender palabras o ideas viendo un DVD, pero únicamente con la ayuda de un padre que lo vea con ellos, agregó Richert.

Realizó un estudio con 96 bebés de entre uno y dos años de edad y no halló relación entre la cantidad de tiempo que estuvieron expuestos a los medios para bebé y el desarrollo general del lenguaje de los niños.

Sin embargo, ella y sus colegas hallaron también que los niños que comenzaron a ver DVD para bebés a una edad más temprana obtuvieron resultados inferiores en pruebas de habilidades del lenguaje.

Los hallazgos se repitieron poco después en un estudio de la Universidad de Virginia que halló que los niños que vieron un DVD para bebés no aprendieron más palabras que otros de un grupo de control. Los niños que aprendieron la mayor cantidad de palabras, de hecho, no estuvieron expuestos a ningún video. En cambio, las aprendieron de sus padres en las actividades de la vida diaria, según informaron los investigadores.

Estos hallazgos refuerzan la posición de la Academia Estadounidense de Pediatría, que recomienda que los padres limiten el tiempo de televisión para los niños menores de dos años, según el Dr. Don Shifrin, profesor clínico de pediatría de la Facultad de medicina de la Universidad de Washington y vocero de la academia.

"Instaríamos con gentileza a los padres de los niños menores de dos años que eviten el tiempo frente a la pantalla con sus hijos", aseguró Shifrin. "El juego es el trabajo de la infancia. Sentarse frente a una pantalla no es el trabajo de la infancia".

Al final de los años noventa, los medios para bebé se volvieron intensamente populares y superaron los esfuerzos de investigación sobre si en realidad eran útiles, aseguró Shifrin.

"Resultó que el marketing era tan bueno que todos comenzaron a usarlos y a comprarlos sin tregua", dijo.

Sin embargo, Richert aseguró que ahora los investigadores están hallando que los bebés no pueden conectar lo que sucede en las pantallas con los objetos y sensaciones de su vida diaria.

"Realmente no entienden la relación entre lo que sucede en la pantalla y en el mundo real que los rodea", dijo. Por ejemplo, los bebés no pueden entender que la tacita que está en la pantalla es la misma que tienen en la mano, a menos que haya un padre que les ayude a hacer la relación.

Según Shifrin y Richert, por esa razón, los padres que deseen usar medios para bebés deben verlos con sus hijos y reforzar los conceptos presentados.

Shifrin recomienda que los padres que deseen usar videos para bebés:

  • Vea el video con anticipación y asegúrese de que tenga un ritmo lento y deliberado al estilo de "Mr. Rogers". Los niños aprenden mejor a ese ritmo y menos al ritmo de "Warner Brothers".
  • Vea el video con su bebé, hable durante él como lo haría un comentarista en un evento deportivo y saca conexiones entre las ideas en el video y los objetos que los rodean en su casa.
  • Apague el televisor cuando termine y video y permita que el niño juegue un rato, por ejemplo en actividades relacionadas con el video. "Si están viendo un video que les muestre cómo construir algo o cómo alimentar a un pájaro, salga y hágalo en realidad", sugirió.

"El elemento clave es la participación paterna", aseguró Richert. "No se trata de dejar a los niños viendo solos. No es realmente efectivo ponerlos frente al televisor por su cuenta y esperar que hagan esas relaciones".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen consejos para el desarrollo saludable de un niño.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?