SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Le darías marihuana a tu bebé?

Por -
¿Le darías marihuana a tu bebé?
CRÉDITO: GETTY IMAGES

Hasta agosto del 2014, 23 estados y el Distrito de Columbia han legalizado el uso de la marihuana con fines medicinales en adultos. Ahora, un grupo de mamás, a través del sitio web CannaMoms y de otras organizaciones, buscan activamente que se amplíe el uso del cannabis, en forma de aceite, para poder tratar a sus niños, y hasta a sus bebés, que sufren distintos tipos de trastornos.

Es difícil entender que una hierba a la que siempre vimos como una droga, una vía de entrada a sustancias más "pesadas" que alteran los sentidos, pueda servir para aliviar el dolor y para revertir síntomas. Pero así lo demostró la ciencia y hoy en día la marihuana forma parte del vademecum en la mitad del país.

Por eso, el grupo de mamás de CannaMoms, junto con otras organizaciones, está realizando un intenso activismo con legisladores, autoridades federales y médicos, para que se legalice un uso más amplio del cannabis, tanto que pueda abarcar hasta a niños que aún no caminan. En esta carrera, acaban de participar de una conferencia nacional sobre el tema realizada en Tampa, Florida.

Tampa ha sido la última parada para Kimberly Ewell (con su hija Madison, en la foto arriba, quien padece cáncer), una de las mamás que lucha por ampliar el uso de la marihuana medicinal.

Esta iniciativa nacional cobró impulso con la historia de Charlotte, una niña que ahora tiene 5 años y que nació con un desorden genético llamado Sindrome de Dravet, que le causaba cientos de ataques epilépticos por semana.

Paige Figi, la mamá de Charlotte, supo en 2012 que en Colorado —en donde el uso de marihuana con fines medicinales es legal desde el 2000— un negocio de cannabis llamado Hippie's Disappointment estaba desarrollando un aceite de marihuana bajo en psicotrópicos pero alto en CBD (cannabidiol), una de las sustancias activas de la hierba que, según estudios científicos, aliviaba los ataques súbitos que causan ciertos trastornos genéticos.

Tras sólo unos pocos días de tratamiento, Charlotte mejoró notablemente y hoy, dos años después de comenzar a tomar el aceite de marihuana, ya casi no sufre de ataques epilépticos.

Al momento, unas 200 familias utilizan el aceite, al que rebautizaron como "Charlotte's Web", con resultados sorprendentes. Pero todas viven en Colorado porque no está permitido comercializar el aceite fuera de los límites del estado.

Y ésta es una de las batallas que está librando CannaMoms. La Administración Obama ha dejado librado a los estados la decisión de legalizar el uso del cannabis y gerenciar su comercialización. El problema surge, como está ocurriendo con el aceite Charlotte's Web, cuando los pedidos llegan de otras partes del país y del mundo.

La US Customer and Border Protection determina que sí se puede exportar marihuana que contenga 0.3% de THC, la sustancia psicotrópica, que es justamente lo proporción que contiene el aceite infantil. Pero la Drug Enforcement Administration (DEA), sigue manteniendo que la marihuana es una sola y la define como una "droga peligrosa", más allá de su contenido de THC o de si se comercializa en forma de hierba o aceite.

Los hermanos Stanley, dueños de Hippie's Disappointment en Colorado, están trabajando con distintos legisladores, entre ellos el representante republicano por Pennsylvania, Scott Perry, para introducir un proyecto de ley en julio para lograr que el aceite de marihuana Charlotte's Web sea exento de las leyes federales. Para esto debería entrar bajo la categoría de "marihuana terapéutica".

Mientras tanto, planean ampliar de 17 a 200 acres su área de cultivo de marihuana infantil en Colorado. Y ya iniciaron una plantación de 1,000 acres en Uruguay, en donde es legal toda forma de consumo de marihuana desde el 2013.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?