SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La lectura activa el cerebro de los bebés

Por -

Muchos especialistas coinciden y recomiendan leerle diariamente a los niños, como algo importante que los padres pueden hacer por sus hijos por muchas razones, incluso desde que son bebés. Sin embargo, por primera vez una investigación científica ha logrado comprobar que el leerles asiduamente desde temprana edad genera una serie de reacciones cerebrales medibles y los ayuda no sólo con el lenguaje sino también en aprender a leer ellos mismos con más facilidad. Shakira también ha mostrado que es así.

El leer cuentos a los niños pequeños modifica su actividad cerebral y los predispone a la lectura, al tiempo que refuerza las habilidades de lectura temprana, concluye una nueva investigación presentada en la Reunión Anual de Sociedad Americana de Pediatría realizada por investigadores del Cincinnati Medical Center.

“Estamos muy contentos en poder mostrar, por primera vez, que la exposición a la lectura durante la etapa crítica de desarrollo previa a la guardería tiene un impacto significativo y medible sobre cómo el cerebro de un niño procesa historias y puede ayudar a predecir el éxito en la lectura”, dijo John Hutton,  el autor del estudio quien trabaja para el ‘National Research Service’, ‘Division of General and Community Pediatrics, Reading and Literacy Discovery Center’ y  el ‘Cincinnati Children’s Hospital Medical Center.

Unas semanas atrás, pudimos ver por las redes sociales el video de la cantante colmbiana Shakira, en el que le enseñaba a leer en una pizarra a su hijo Milan de apenas dos años, En el video, la cantante había escrito unas palabras sencillas en una pizarra gigante que tiene en la cocina de su casa en Barcelona, que el niño leía cuando su madre se las señalaba. 

"Las áreas del cerebro que se activan con la lectura son de fundamental importancia para ayudar a desarrollar la imaginación y poder ver más allá de las imágenes", agregó.

Lo que los investigadores intentaron demostrar es si la lectura en los niños a edad preescolar afecta a las redes cerebrales y para eso analizaron a través de una serie de resonancias magnéticas a 19 niños sanos de entre 3 y 5 años, el 37% de los cuales eran familias de bajos ingresos. 

La persona a cargo del cuidado de cada niño completó un cuestionario diseñado para medir la estimulación cognitiva que existe en los hogares y para eso, se analizó tres áreas: la frecuencia de la lectura de padres a hijos, la variedad de libros que leen, la interacción existente entre padres e hijos incluyendo el jugar y hablar con ellos y también si las personas a cargo de los niños les enseñan habilidades específicas como contar e identificar formas.

"Las imágenes mentales resaltan movimiento en áreas del cerebro muy importantes que se activan al mostrarle y hablarle al niño de las diferentes historias que traen los libros, más allá de las imágenes. 

Esta investigación constituye la primera vez que se documenta las consecuencias medibles que tiene la lectura en la incorporación de habilidades mentales y no sólo en relación al lenguaje como se creía antes.

Los niños fueron sometidos a estudios de resonancia magnética funcional (fMRI), una prueba que mide la actividad cerebral, mientras escuchaban historias que eran apropiadas para su edad a través de auriculares. Los niños estaban despiertos, sin ningún tipo de sedante ni estímulo visual, sólo el auditivo, a través de auriculares.

Los resultados permitieron llegar a la conclusión de que con una mayor exposición a la lectura desde tiempos tempranos, se puede lograr una mayor activación de áreas cerebrales específicas para desarrollar el llamado procesamiento semántico (que es la extracción de significado del lenguaje), también el desarrollo de áreas que son críticas para el desarrollo de la capacidad de hablar o el lenguaje oral y además, el desarrollo de la habilidad de la lectura.

Otras áreas del cerebro relacionadas con la imaginación mental también mostraron una mayor actividad en la investigación, lo que sugiere que la visualización juega también un papel clave en la comprensión de la lectura y la preparación para que el niño por sí mismo desarrolle la capacidad de leer.

Teddy, el osito de peluche médico

"Esto se vuelve cada vez más importante, ya que la palabra va tomando otra dimensión  a medida que los niños pasan de libros con dibujos a libros sin ellos, en los que deben imaginar qué está pasando en el texto", explica el investigador y agregan que esperan que este trabajo es muy importante también para estimular e identificar a los niños en riesgo de dificultades escolares lo antes posible para mejorar sus posibilidades de éxito en sus vidas y no sólo en el proceso de adquisición de la lectura.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?