SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Fiebre del bebé no siempre es por la dentición

Por Jenifer Goodwin, Reportero de Healthday -
Fiebre del bebé no siempre es por la dentición

Un estudio halla que podría provocar que las temperaturas suban ligeramente, pero no fuera del rango normal

MIÉRCOLES, 10 de agosto (HealthDay News) -- Si un bebé está de mal humor, babea y tiene fiebre, con frecuencia se culpa a la dentición.

Pero un estudio reciente encuentra que aunque la temperatura de un bebé sube ligeramente el día en que le sale un diente, la fiebre no es síntoma de la dentición, aunque la baba y el mal humor pueden serlo.

"No hubo asociación entre la fiebre y la salida de los dientes primarios", señaló la autora del estudio Joana Ramos-Jorge, estudiante doctoral de la Universidade Federal de Minas Gerais, en Brasil. "Este resultado me sorprendió, ya que, como gran parte de la población, también creía que una fiebre podía ser señal de la salida de un diente".

Y aunque los bebés son más propensos a síntomas como irritabilidad, no poder dormir bien y una mayor salivación el día en que el diente sale y el día después, los investigadores no podrían distinguir a cuáles bebés estaba a punto de salirles un diente según esos síntomas el día anterior, según el estudio, que aparece en la edición de septiembre de la revista Pediatrics.

Por lo general, a los bebés les sale el primer diente (usualmente los dos dientes frontales inferiores) cuando tienen entre cuatro y siete meses. Uno o dos meses más tarde, por lo general comienzan a aparecer los cuatro dientes superiores, y la mayoría de niños tienen todos sus dientes primarios para los tres años de edad, aseguran los expertos.

Para precisar las señales y síntomas de la dentición, dentistas brasileños dieron seguimiento a 47 bebés de cinco a quince meses de edad durante ocho meses.

El día en que salió el diente, los niños eran más propensos a tener escurrimiento nasal, diarrea, sarpullido, falta de apetito y a sentirse irritados, babear o tener una mayor salivación y dormir mal.

Las temperaturas de los bebés también tendían a aumentar unas cuentas décimas de por ciento el día en que salía el diente y el día después (a unos 98.24 Fº o 36.98 Cº).

Pero eso sigue estando dentro del rango normal, apuntó la Dra. Roya Samuels, pediatra del Centro Médico Pediátrico Cohen de New Hyde Park, Nueva York.

"He visto a muchos padres que vienen con un niño que tiene una fiebre de 101 Fº (38.33 Cº) o más, y lo primero que dicen es que quizás le esté saliendo un diente", comentó Samuels. "Deseo informar a los padres de que nunca se ha probado que la dentición esté relacionada con temperaturas de alto grado".

Puede haber grandes variaciones entre los niños en la forma en que afrontan la salida de un diente, planteó Samuels. "Algunos niños son más tolerantes de la incomodidad y no les causa ninguna dificultad. Algunos la pasan muy mal con cada diente que sale de las encías", señaló.

Para aliviar el dolor, pruebe con chupones o juguetes para la dentición fríos (no congelados), o permitir al niño morder un paño limpio y húmedo que haya enfriado en la nevera durante media hora.

Si el niño tiene muchos problemas para dormir, los padres pueden ocasionalmente administrar acetaminofén (como Infant's Tylenol), apuntó Samuels.

Aconseja a los padres evitar los geles o cremas calmantes de venta sin receta, porque ha habido informes de casos poco comunes en que niños han tenido reacciones graves a la benzocaína de los geles.

Más información

La Nemours tiene más información sobre la dentición.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?