SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Restricciones evitan accidentes de auto mortales

Por Serena Gordon, Reportero de Healthday -
Restricciones evitan accidentes de auto mortales

Pero a los de 18 no les va igual de bien, halla un estudio

MARTES, 13 de septiembre (HealthDay News) -- Los adolescentes quizás se quejen de las llamadas leyes de licencia de conducir graduada (LCG), que obligan a los conductores jóvenes a adquirir experiencia conduciendo en situaciones de bajo riesgo antes de concederles privilegios completos para conducir, pero un estudio reciente muestra que reducen dramáticamente los accidentes mortales entre los de 16 años.

Sin embargo, el mismo estudio halló que las leyes de LCG no tienen un efecto igual en los conductores de 18 años. La tasa de accidentes fatales aumentó ligeramente en los estados con las leyes más estrictas.

"El hallazgo más interesante es que los estados donde las leyes LCG son más estrictas se asociaron con una reducción de 26 por ciento en los accidentes letales entre los conductores de 16 años", apuntó el autor líder del estudio Scott Masten, gerente de investigación de la rama de investigación y desarrollo del Departamento de Vehículos Motorizados de California, en Sacramento.

"Pero en esas mismas áreas, también hubo un aumento de 12 por ciento en el número de accidentes letales entre los conductores de 18 años", apuntó Masten, quien comenzó su investigación como parte de su disertación doctoral en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 14 de septiembre de la revista Journal of the American Medical Association.

La mayoría de programas de licencia graduada incluyen una etapa de principiante (conducción supervisada que culmina en una prueba de conducción), una etapa intermedia (que restringe la conducción sin supervisión en situaciones de alto riesgo, como la conducción nocturna), y la etapa de "privilegios completos" (una licencia estándar de conducir). Todos los estados y el Distrito de Columbia han adoptado leyes LCG, pero los requerimientos del programa varían. Algunos permiten a los adolescentes menores de 18 años obtener la licencia completa, pero solo tras haber completado un largo programa de educación del conductor.

Las licencias intermedias (entre un permiso de aprendizaje y una licencia completa) con frecuencia permiten a los adolescentes conducir sin supervisión, pero lo limitan a conducción diurna y pueden restringir el número de pasajeros que un adolescente puede llevar en el coche. Muchos estados también prohíben todo uso de teléfono celulares para los conductores principiantes.

Para el estudio, los investigadores revisaron los datos de accidentes de los 50 estados y el Distrito de Columbia. Entre 1986 y 2007, hallaron más de 130,000 accidentes fatales que involucraban conductores adolescentes, apuntó Masten.

Entonces, ajustaron los datos para intentar dar cuenta de otros factores que podrían haber afectado las tasas de accidentes fatales, como nuevas leyes sobre la conducción bajo la influencia del alcohol y los cinturones de seguridad.

En general, hallaron que los accidentes fatales tienden a aumentar junto con la edad de los conductores adolescentes. Encontraron 28.2 accidentes fatales por 100,000 personas años entre los adolescentes de 16 años, 36.9 para los de 17, y 46.2 por 100,000 personas entre los de 18 años de edad. Una vez los adolescentes llegaban a los 19, la tasa bajaba a 44.

Masten señaló que solo podía especular sobre el motivo de que las tasas de accidentes fatales fueran más altas entre los adolescentes de 18 años. Una teoría es que debido a que muchos adolescentes retrasan la obtención de sus licencias de conducir hasta tener una mayor edad, muchas personas de 18 años no tienen hoy en día la misma cantidad de experiencia en la conducción que en el pasado.

"Creo que hicieron un análisis muy complejo en este estudio, y sus resultados difieren de otros del Instituto de Seguros para Seguridad Vial (Insurance Institute for Highway Safety) que mostraban cierta ventaja en los adolescentes de 18 años", apuntó Susan Baker, profesora del Centro Johns Hopkins para Investigación y Políticas de Lesiones en Baltimore, Maryland. Añadió que es muy difícil comparar los programas de LCG de un estado a otro, porque cada estado tiene su propio conjunto de reglas.

Baker anotó que los datos sin ajustar mostraron una reducción en el número de accidentes fatales tanto para los adolescentes de 16 años como para los de 18.

Ambos expertos concurrieron en que las leyes de LCG reducen el número de accidentes letales, que son la principal causa de muerte en los adolescentes de EE. UU., y ambos dijeron que las leyes de LCG más estrictas parecen ser las más eficaces. Los programas más estrictos incluían restricciones tanto en la conducción nocturna como en el número de pasajeros.

Baker dijo que le encantaría que todos los estados adoptaran leyes similares a las de Nueva Jersey, donde todo el que tenga 21 años o menos debe pasar por un programa de licencia graduada. La edad no es un determinante automático para obtener la licencia, pero la experiencia de conducción sí, anotó.

En cuanto a los padres de nuevos conductores, Masten ofreció un consejo. "Las leyes estatales son un mínimo. Usted puede tener su propio programa de licencia graduada en casa. Si siguen en casa, puede tener sus reglas y restricciones".

Más información

Para más información sobre el programa de licencia graduada de cada estado, visite la Administración de Seguridad Vial del Gobernador.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?