SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cae la tasa de embarazo adolescente, pero aún preocupa

Por -
Cae la tasa de embarazo adolescente, pero aún preocupa
CRÉDITO: THINKSTOCK

El número de adolescentes de entre 15 y 17 años que dan a luz cayó dos tercios desde 1991, pero todavía alrededor de 1,700 adolescentes se convierten en madres cada semana en EE.UU., según informaron los funcionarios federales. Se observa poca conciencia y educación sobre sexualidad y escaso control de la natalidad.

Tener las primeras experiencias sexuales habiendo recibido poca o errónea información sobre los riesgos que implica, puede tener consecuencias terribles en la vida de las jóvenes. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) relevaron la tasa de maternidad adolescente en todos los estados, y hallaron buenas y malas noticias.

La buena es que la tasa de nacimientos por cada 1,000 adolescentes 15 a 17 años ha disminuido en un 63% desde 1991: de 38,6 por cada 1,000 adolescentes a 14,1 por cada 1,000 en 2012.

Las malas noticias son que más de 86,000 niñas de 15 a 17 años tuvieron hijos en 2012. Y casi 1 de cada 4 adolescentes dijo que nunca habló con sus padres sobre el sexo. Además, un escaso 1% de las que han tenido relaciones sexuales utiliza los métodos realmente efectivos para prevenir el embarazo, como los DIU o las hormonas implantables, según el informe de los CDC.

Sólo 4 de cada 10 jóvenes dijeron haber recibido información sobre la abstención sexual y métodos anticonceptivos. Y lo más preocupante es que el 83% de las que tuvieron relaciones sexuales, reportaron no haber recibido ningún tipo de educación sexual antes de su primera vez.

Por estados y grupo étnico

Existen diferencias enormes al observar las tasas de natalidad: Washington, DC, Nuevo México, Texas, Oklahoma, Mississippi, Arkansas y West Virginia tienen las tasas más altas de embarazo adolescente y New Hampshire, Massachusetts, Maine, Connecticut y Vermont, reportan las más bajas.

Además, se observó que las tasas de embarazo son de 2 a 3 veces más altas entre los adolescentes hispanos y afroamericanos que entre los blancos.

“Los estados “modelo” son los que han adoptado un enfoque integral de aumentar el acceso a los servicios de planificación familiar, implementan educación sexual, tienen una cultura de comprensión de la sexualidad adolescente y tratan de proporcionar información o recursos que los adolescentes necesitan”, expresó a NBC News Elizabeth Nash, del Guttmacher Institute.

Todavía hay mucho por hacer, según los funcionarios de los CDC. "Aún son demasiadas las adolescentes que están teniendo bebés. Pediatras, maestros y padres necesitan asumir un papel activo. Nosotros, como profesionales de la salud, tenemos el deber de brindar a los jóvenes los conocimientos necesarios", dijo Ileana Arias, de los CDC.

"Los esfuerzos para prevenir la maternidad adolescente deben centrarse en los enfoques que dan resultado, basados en la evidencias que tenemos: retrasar la actividad sexual y promover el uso cada vez mayor de los métodos más efectivos de anticoncepción para las adolescentes sexualmente activas", dijo Thomas Frieden, Director de los CDC.

Riesgos para la madre y el bebé

El embarazo durante la adolescencia puede cambiar la vida y el futuro de la madre, el padre, el hijo y sus familias. Puede limitar la capacidad de la mujer para terminar sus estudios o conseguir un trabajo.

Dar a luz y criar a un niño durante la adolescencia puede conllevar altos costos emocionales, sociales, financieros e impactar en la salud de las madres adolescentes y sus hijos.

Los niños que nacen de una madre adolescente podrían ser prematuros o demasiado pequeños. Esto puede causarles muchos problemas de salud en el futuro, informan los CDC.

Más para leer

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?