SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los adultos mayores duermen bien de noche

Por Lisa Esposito, Reportero de Healthday -
Los adultos mayores duermen bien de noche

Los problemas de sueño y la fatiga diurna no son una constante a una edad avanzada

JUEVES, 1 de marzo (HealthDay News) -- Mientras mayor se es mejor se duerme, según una investigación reciente que desafía la creencia convencional de que la edad dificulta un buen sueño nocturno.

En una encuesta de 150,000 adultos, las personas entre los 70 y los 89 tenían la menor cantidad de quejas de problemas de sueño, mientras que los que tenían de 18 a 24 tenían la mayor cantidad. Excepto por un pico de quejas en la mediana edad, el sueño parece mejorar de forma constante en el transcurso de la vida.

Una implicación importante del estudio es que los proveedores de atención de salud no deben simplemente descartar el mal sueño como una parte normal del envejecimiento, señaló el autor del estudio Michael Grandner, asociado de investigación del Centro de Neurobiología del Sueño y Circadiana de la Universidad de Pensilvania.

El estudio, que aparece en la edición de mazo de la revista Sleep, observó las respuestas a una encuesta telefónica llevada a cabo en 36 estados y territorios de EE. UU. Las personas describieron con qué frecuencia habían experimentado problemas de sueño o somnolencia diurna en las dos semanas anteriores.

"En las mujeres, se observaron aumentos muy claros tanto en los problemas de sueño como en el cansancio diurno [en la mediana edad]; en los hombres, también se observó un aumento a finales de la mediana edad", apuntó Grandner. "Creo que en las mujeres lo que se ve es un efecto de la premenopausia y la menopausia. En los hombres ocurre un poco después. Es el momento en que ocurren los puntos álgidos de la carrera (y del estrés), a finales de los 50".

Los hombres de ese grupo de edad también están en mayor riesgo de apnea del sueño y otros problemas de salud, anotó.

Los problemas de salud, sobre todo la depresión, tuvieron un efecto significativo sobre el sueño, halló la encuesta.

"Uno de los hallazgos más importantes fue que la depresión era un predictor significativo de los problemas de sueño", señaló Michael Vitiello, profesor de psiquiatría y ciencias conductuales de la Universidad de Washington, en Seattle, y experto en el sueño y el envejecimiento.

"Felicito a los investigadores por este examen tan trabajado e integral del asunto", enfatizó. "Durante muchos años, me he apuntado a la creencia de que no se trata del envejecimiento, sino de una enfermedad. Es un trastorno tratable. Gran parte de los problemas de sueño que se ven en los adultos mayores no se deben al envejecimiento, sino a la enfermedad".

Las personas mayores sanas duermen mejor, apuntaron ambos expertos. No siempre toman más siestas, y quedarse dormido en la ópera o en el cine tampoco es una constante.

Vitiello dijo que en su propia investigación "observamos las siestas en los adultos mayores, aunque no en una muestra grande, y hallamos que, igual que las quejas del sueño, las siestas son provocadas por una carga de enfermedad. Si una persona mayor se queja [de problemas de sueño], sucede algo que hay que resolver. Un médico no debería decirle que es normal porque es mayor".

El tratamiento debe incluir remitir al paciente a una clínica del sueño o a un psiquiatra, apuntó Vitiello. Y Grandner dijo que una combinación de psicoterapia y terapia de relajación ha ayudado a los pacientes.

Dada la naturaleza del estudio, una encuesta "transversal", los autores dijeron que no pueden concluir que exista una relación causal entre el envejecimiento y el sueño.

Vitiello apuntó a algunos problemas metodológicos con la encuesta, como un índice general de respuesta de apenas 40 por ciento. Y dado que el estudio se realizó con teléfonos fijos (y no celulares), añadió, eso podría afectar las tasas de participación entre los distintos grupos de edad.

"Es conocimiento común que el sueño se deteriora con la edad", apuntó Grandner. Y añadió que muchos estudios del sueño en laboratorio han mostrado que "ciertos aspectos del sueño empeoran cuando se envejece. Las personas mayores tienden a tardar más en quedarse dormidas, y se despiertan más veces. Muchas de las funciones reconstituyentes y sanadoras del sueño tienden a suceder menos en las personas mayores".

"Sin embargo, hallamos [en el estudio] que incluso si su sueño podría ser objetivamente peor, su experiencia del sueño es mejor", dijo. Parte de la explicación podría ser que las personas mayores tienen otros problemas de salud que hacen que los problemas del sueño no sean prioritarios. "Alguien mucho más joven [podría tener] expectativas mucho mayores de cómo dormirán", planteó.

También podría ser que las personas con mala salud (que son más propensas a tener problemas con el sueño) tengan menos probabilidades de sobrevivir hasta edades avanzadas, comentó.

Por su parte, Vitiello dijo que "si uno está sano, probablemente duerma bastante bien, aunque esté en la ochentena. Así que si ve a una persona mayor que tiene muchos problemas para permanecer despierta durante el día, no debe pensar que se trata de algo propio de la vejez".

Más información

El Instituto Nacional del Envejecimiento de los EE. UU. tiene más información sobre cómo dormir bien de noche.

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?