SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Aumentan las averías de las sillas de ruedas

Por HealthDay -
Aumentan las averías de las sillas de ruedas

Más de la mitad de los pacientes de lesiones de la columna vertebral encuestados tuvieron problemas con el equipo en un plazo de seis meses

LUNES, 7 de mayo (HealthDay News) -- Un creciente número de averías de las sillas de ruedas provocan que las personas que sufren de lesiones de la columna vertebral se queden varadas, lesionadas o sin poder acudir a sus citas médicas, según un estudio reciente.

En el informe, que aparece en la edición en línea de la revista American Journal of Physical Medicine & Rehabilitation, investigadores de la Universidad de Pittsburgh sugirieron que cambios en los reembolsos de Medicare podrían estar contribuyendo a este creciente problema.

Los investigadores hallaron que más de la mitad de los usuarios de sillas de ruedas habían tenido una avería en un plazo de seis meses. Un creciente número de esas averías resultaron en lesiones y otros problemas de salud y seguridad.

Para llevar a cabo el estudio, el Dr. Michael Boninger, del departamento de medicina física y rehabilitación de la Universidad de Pittsburgh, y colegas, examinaron un estudio en curso que consiste en una encuesta de más de 700 personas con lesiones de la columna vertebral que están confinadas a una silla de ruedas durante un mínimo de 40 horas por semana. Los participantes proveyeron información sobre los problemas con las sillas de ruedas que experimentaron, y lo que sucedió como resultado de las averías.

El estudio reveló que la tasa de averías de sillas de ruedas aumentó entre 2006 y 2011. En ese periodo, alrededor del 53 por ciento de los usuarios de sillas de ruedas reportaron al menos una avería que requería de reparaciones en un plazo de seis meses, frente a 45 por ciento entre 2004 y 2006. El número promedio de reparaciones por persona también aumentó, de 1.03 en 2004-2006 a 1.42 en 2006-2011.

"Es posible que este aumento en el número de reparaciones sea el resultado de una reducción en la calidad de las sillas de ruedas que resulte del cambio en las políticas de reembolso y una falta de reforzamiento de la evaluación de estándares", anotaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la revista.

Los investigadores también hallaron que la tasa de consecuencias adversas por las averías saltó a 30.5 por ciento en 2006-2011, de 22 por ciento en 2004-2006. El número total de consecuencias por usuario de silla de ruedas fue el doble.

Las sillas de ruedas motorizadas, sobre todo las que tenían asientos motorizados, fueron más problemáticas que los modelos manuales, conformando dos tercios de todos los problemas reportados por los usuarios.

Las minorías raciales y étnicas reportaron un mayor número de averías. Los autores del estudio apuntaron que esos pacientes también eran menos propensos a tener una silla de ruedas de respaldo.

Además, el estudio mostró que las sillas de ruedas pagadas por Medicare o Medicaid tenían tasas más elevadas de averías y de problemas resultantes que las cubiertas por seguro privado u otras fuentes, incluso la Administración de Veteranos.

El estudio advirtió que unos requerimientos de evaluación poco severos no aseguran que las sillas de ruedas cumplan con los estándares de seguridad o funcionamiento.

"Este artículo debe servir como una llamada a reevaluar y revisar las políticas actuales y la evaluación de los estándares para las recetas de sillas de ruedas en Estados Unidos", enfatizó el equipo de Boninger. Los investigadores añadieron que informar a los usuarios de sillas de ruedas sobre la importancia del mantenimiento rutinario del dispositivo podría ayudar a reducir las averías y evitar lesiones.

Más información

El Departamento de Servicios de Salud y de la Familia de Wisconsin ofrece más información sobre el mantenimiento de las sillas de ruedas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?