SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Alerta por maltrato a adultos mayores

Por Randy Dotinga, Reportero de Healthday -
Alerta por maltrato a adultos mayores

Los investigadores señalan que una comprobación poco rigurosa de los antecedentes penales de los auxiliares podría poner a personas mayores frágiles en situación de vulnerabilidad

Un estudio halla que muchos auxiliares domésticos que cuidan de personas mayores en los Estados Unidos no tienen ninguna formación y sus antecedentes penales no son comprobados de forma rigurosa, además tampoco se someten a pruebas de drogas.

En algunos casos, los cuidadores no son supervisados por las agencias que los contratan y colocan. La mayoría de las agencias encuestadas apuntaron que reclutan a los auxiliares a través de anuncios, incluidos sitios web como Craigslist, y al parecer algunas agencias mienten con respecto a la educación y evaluación de sus empleados, encontraron los investigadores.

"Hay cuidadores y agencias buenos, pero los consumidores necesitan saber que existen preguntas que deben hacer", señaló la líder y autora del estudio la Dra. Lee Lindquist, profesora asociada de la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern. "Hay que ser muy prudente con respecto a quién se contrata".

Su estudio analizó las calificaciones de los cuidadores que visitan los hogares de personas mayores para brindarle asistencia con las tareas diarias, tales como la vestimenta y elaboración de comidas. "Estos auxiliares no son enfermeros", apuntó Lindquist. "Son cuidadores, asistentes de servicios privados. No necesitan ninguna formación médica".

Se espera que ayuden en la nutrición, limpieza y programación de citas médicas. Sin embargo, legalmente estos trabajadores, que a menudo reciben bajos salarios, no pueden administrar medicamentos, aunque pueden recordarles a sus clientes que tomen su medicación, apuntó.

Sin medidas de control de calidad adecuadas, las personas mayores frágiles pueden ser objeto de abuso, fraude o negligencia, señalaron los expertos.

Para el estudio, los investigadores, que se hicieron pasar por consumidores que solicitaban los servicios de un cuidador, entrevistaron a 180 agencias de cuidadores de Illinois, California, Florida, Colorado, Arizona, Wisconsin e Indiana, estados con una gran población de personas mayores.

El estudio aparece en la edición del 13 de julio del Journal of American Geriatrics Society.

Un poco más de la mitad, el 56 por ciento, de las agencias señalaron comprobaban los antecedentes penales a nivel federal y cerca de un tercio sometía a sus trabajadores a pruebas de drogas. En cuanto a la capacitación, esta oscilaba entre nada y siete días en algunos casos, pero la agencia no realizaba ninguna supervisión.

Dos tercios de las agencias señalaron que los cuidadores podían brindar asistencia en transacciones financieras, tales como el pago de facturas.

Al parecer algunas agencias mintieron con respecto a su sistema de evaluación. Una agencia dijo que confiaba en una evaluación llamada "Prueba nacional de Scantron para conductas inapropiadas", mientras que otras hicieron alusión a la "Evaluación de la certificación de moral cristiana". Que al parecer no existían, señalaron los investigadores.

Aunque las leyes varían según el estado, las agencias de cuidadores no suelen ser reguladas, apuntó Lindquist, mientras que las residencias para ancianos, cuyos servicios son financiados por Medicare, sí lo están.

De acuerdo con la información de fondo del estudio, los auxiliares suelen ser mujeres inmigrantes recién llegadas, que reciben $7.25/hora en promedio, o trabajan de interna por $5.44/hora.

Beth Kallmyer, vicepresidenta de servicios para constituyentes de la Alzheimer's Association, estuvo de acuerdo con Lindquist en que los consumidores necesitan plantear muchas preguntas cuando busquen servicios de atención para personas mayores.

También es una buena idea realizar visitas sorpresa cuando el cuidador esté trabajando. "Pasar para ver qué tal van las cosas", apuntó. "Estas visitas no anunciadas son realmente una buena forma de ayudar a que las personas se sientan más cómodas con el servicio".

Los autores del estudio también recomiendan plantear a las agencias de cuidadores las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo recluta a sus cuidadores y cuáles requisitos deben reunir?
  • ¿Qué pruebas realiza antes de contratar a un cuidador? ¿Comprueba sus antecedentes penales? ¿A nivel federal o estatal? ¿Se someten a pruebas de drogas?
  • ¿Tienen los auxiliares certificación en RCP (reanimación cardiopulmonar) o algún tipo de capacitación relacionada con la salud?
  • ¿Están los cuidadores asegurados y tienen un contrato con su agencia?
  • ¿Qué habilidades debo esperar del cuidador que me envía a casa? Ejemplos: levantamiento de objetos y traslados, habilidades para tareas del hogar, habilidades para el cuidado personal (asistencia en el aseo, vestimenta e ir al baño), y formación en el manejo de conducta.
  • ¿Cómo evalúa las capacidades del cuidador?
  • ¿Cuál es su política con respecto a los cuidadores sustitutos en el caso de que un cuidador regular no pueda proporcionar los servicios contratados?
  • ¿Si no está satisfecho con un cuidador en particular, pueden él o ella ser sustituidos "sin causa"?
  • ¿Tiene la agencia un supervisor para evaluar la calidad de la atención en el hogar sobre una base regular? ¿Con qué frecuencia?
  • ¿La supervisión tiene lugar por teléfono, a través de informes de progreso o en persona en el hogar de la persona mayor?

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre los cuidadores.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?