SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Alerta para personas mayores por insolación

Alerta para personas mayores por insolación

Las personas mayores no se adaptan tan bien a las temperaturas altas, y deben tomar medidas para mantenerse frescas

JUEVES, 21 de julio (HealthDay News) -- El riesgo de enfermedades relacionadas con el calor como la insolación y la fatiga por calor aumenta con la edad, advierten expertos del Instituto Nacional del Envejecimiento (NIA) de EE. UU.

A medida que las personas envejecen, son menos capaces de adaptarse a las altas temperaturas, como las que actualmente aprietan en todo el país, explicaron los investigadores. Como resultado, el calor podría agravar cualquier afección médica de la que sufran.

Además, las personas mayores pueden desarrollar ciertos problemas que podrían aumentar el riesgo de hipertermia (cuando el cuerpo se calienta en exceso), apuntaron los investigadores del NIA en un comunicado de prensa de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. Éstos incluyen:

  • Enfermedades subyacentes como insuficiencia cardiaca congestiva, diabetes y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
  • Problemas para caminar o moverse.
  • Demencia u otros problemas con las habilidades de pensamiento.
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Deshidratación.
  • Cabios en la piel relacionados con la edad, entre ellos una menor función de las glándulas sudoríparas.

Los fármacos que la gente mayor toma podrían causar deshidratación o afectar la capacidad del corazón, vasos sanguíneos o glándulas sudoríparas para responder al calor, añadieron los expertos del NIA.

El ambiente de una persona mayor también puede influir en su respuesta al calor. Por ejemplo, no tener acceso a aire acondicionado o transporte, o vestirse de más podría ponerlos en mayor riesgo de enfermedad relacionada con el calor por hipertermia, entre ellas fatiga por calor, síncope por calor (mareos o desmayos en el calor), calambres de calor y agotamiento por calor.

Cuando la temperatura corporal llega a 40 Cº (104 Fº), comienza la insolación (una forma avanzada de hipertermia), según la información de respaldo del comunicado de prensa. Los expertos anotaron que entre las señales de que alguien sufre de insolación se encuentran un pulso fuerte y rápido, falta de sudoración, piel seca y enrojecida, mareo, andar tambaleándose y cambios en el estado mental como confusión, agresividad, desorientación o incluso coma.

Los investigadores del NIA aconsejaron a las personas mayores prestar atención a las alertas de contaminación atmosférica para mantenerse frescos y evitar esas enfermedades relacionadas con el calor. Dijeron que si alguien no tiene ventiladores o aire acondicionado, debe acudir a lugares públicos con aire acondicionado, como centros comerciales, cines o bibliotecas.

Sin embargo, si se sospecha que alguien sufre de una enfermedad relacionada con el calor, el NIA aconsejó a las personas tomar las siguientes medidas:

  • Llamar al 911 de inmediato.
  • Llevarlos a un lugar con aire acondicionado o que esté fresco.
  • Pedirles que se recuesten y reposen.
  • Quitar o aflojar la ropa apretada o pesada.
  • Animarles a beber agua o jugos si pueden, pero evitar el alcohol y la cafeína.
  • Aplicar agua fría o compresas frías a la piel.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más consejos sobre cómo prevenir las enfermedades relacionadas con el calor.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?