SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Yolanda Andrade: “pude haber muerto como Amy Winehouse”

Por -
Yolanda Andrade: “pude haber muerto como Amy Winehouse”
CRÉDITO: MEZCALENT

En entrevista exclusiva con HolaDoctor la presentadora Yolanda Andrade habló sobre los problemas que vivió a lo largo de su vida con la bebida hasta que encontró la salida en la rehabilitación.

Caer en las garras de la bebida es muy fácil, pero salir de ellas, no tanto. Eso lo sabe perfectamente la conductora Yolanda Andrade, quien a lo largo de muchos años tuvo serios problemas con el alcoholismo.

“Viví una etapa de mi vida anestesiada por el alcohol”, manifestó la mexicana. “Yo creo que me hubiera muerto como Amy Winehouse si no me hubiera dado cuenta”.

Y es que hablar de un problema de dependencia como éste es tan común hoy en día que se calcula que 18 millones de estadounidenses lo padecen, según la Biblioteca Nacional de Medicina.

Y aunque para la mayoría de las personas que beben no les parezca un tema peligroso, la verdad es que sí lo puede ser, pues al beber se pueden desarrollar varias características como una fuerte necesidad de tomar, pérdida de control, dependencia física y aumento de tolerancia hacia el alcohol.

Para la presentadora de 43 años, salir de una adicción con la que venía viviendo durante muchos años no fue nada fácil, por lo que tuvo que pedir ayuda de profesionales.

“Me fui a Uruguay, me interné ahí y en Estados Unidos porque quería estar bien. Ya cuando reconoces un problema es porque quieres seguir adelante”, señaló Andrade.

Parte del tratamiento que Yolanda tomó consistió en el Sistema Isha, un programa de autosanación y expansión de la conciencia, impartida por la misma autora, una maestra espiritual procedente de Australia.

Parte de las facetas por las cuales se componen su seminarios consisten en enfocarse en el amor y en la consciencia, en sentir las emociones, hacer buen ejercicio, beber agua, ser reales, completamente humanos y hablar siempre de la propia verdad.

El tiempo de duración del internado puede durar desde siete días, cuando se trata de un curso mega intensivo, hasta seis meses.

Ahora, que la también actriz lleva seis años alejada del alcohol, su testimonio también ha servido para que otras personas se motiven a pedir ayuda. “Conocer esas historias me hace sentir muy feliz porque es un abismo que caes”.

“Ahora que tengo mi nueva vida, aprovecho cada minuto, valoro y elijo donde quiero y con quién quiero estar y los mejores proyectos que me hacen a mí y a mi corazón estar bien en crecimiento”, finalizó.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?