Editar mi perfil

Cerrar

"Si se hacen un tatuaje, nosotros nos hacemos el mismo"

Por HolaDoctor -
Crédito: Gettyy Images

El presidente de Estados Unidos Mubarak Obama advirtió a sus hijas Malia de 14 años y Sasha de 11 que él y la primera dama Michelle Obama, mostrarán sus respectivos tatuajes por el portal de reproducción de videos You Tube.

En una entrevista reciente aparecida en la cadena de televisión NBC, el presidente Obama recalcó que esta estrategia familiar tiene como objetivo de desestimar la rebeldía característica de los adolescentes. 

Las hijas de Obama son las primeras adolescentes en la Casa Blanca desde Chelsea Clinton, quien tenía 12 años cuando el presidente Bill Clinton asumió su cargo en 1993. 

Por otro lado, el presidente Obama también reaccionó al comentario de su esposa de que era una "madre soltera o sola", diciendo que fue un desliz, ya que por ejemplo, en los tiempos de campaña electoral, ambos trabajaban y cuidaban a sus hijas y quizás en muchas ocasiones los dos se han sentido como padres solos.

La adolescencia normal y patológica

La adolescencia se define entre otras cosas como un período de rebeldía y desafío a las autoridades, así como también de necesidad de autoafirmación e independencia.

Además de lo que se da dentro de un contexto normal de esta etapa de la vida, hay muchos niños y adolescentes que manifiestan problemas de conducta a los que es necesario darles cierto seguimiento porque pueden representar un trastorno mental.

Los niños con trastorno de conducta tienden a ser impulsivos, difíciles de controlar y despreocupados por los sentimientos de los demás.

Los síntomas a tener en cuenta

Según datos de la Biblioteca Nacional de Medicina, los síntomas de atención y necesidad de consulta con un profesional  pueden abarcar:

  • Romper las reglas sin razón aparente.
  • Comportamiento cruel o agresivo hacia personas y animales (por ejemplo, intimidar, pelear, usar armas peligrosas, forzar la actividad sexual y robar).
  • Ausentismo escolar (inasistencia, comenzando antes de los 13 años).
  • Consumo excesivo de alcohol y/o de drogas psicoactivas.
  • Iniciar incendios de manera deliberada.
  • Mentir para conseguir un favor o evitar cosas que tiene que hacer.
  • Escaparse.
  • Vandalismo o destrucción de la propiedad.

Estos niños a menudo no hacen ningún esfuerzo por ocultar su comportamiento agresivo y pueden tener dificultad para hacer amigos verdaderos.

Es difícil saber realmente qué tan frecuente son estos trastornos, debido a que muchas de las cualidades necesarias para hacer el diagnóstico, tales como "actitud desafiante" y la "desobediencia de las reglas", pueden ser difíciles de definir. 

Para realizar un diagnóstico preciso, el comportamiento tiene que ser mucho más extremo que una simple rebeldía de adolescente o entusiasmo juvenil.

Más para leer

Los "hijos problema" de los famosos

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo