Editar mi perfil

Shia Labeouf, en tratamiento por alcoholismo

Por -
Crédito: Getty Images

Luego de protagonizar un escándalo en días pasados en Broadway, el actor de 28 años de la saga de películas "Transformers" Shia LaBeouf ha decidido someterse a un tratamiento para su problema de alcoholismo; sin embargo, no entrará a un centro de rehabilitación.

Shia Labeouf, el actor que apareció en las primeras tres películas de Transformers y quien hizo famosa la frase  “I am not famous anymore” (Ya no soy famoso) recibirá tratamiento por su adicción al alcohol luego de haberse metido en problemas con las autoridades.

El jueves 26 de junio, durante una función de teatro en Broadway, el artista hizo un alboroto cuando prendió un cigarro dentro del lugar. Posteriormente le gritó a los actores que actuaban en la obra Cabaret, lo que le valió ser arrestado. Durante la revisión, los policías notaron que Labeouf se encontraba en estado de ebriedad.

Debido a este comportamiento, el artista fue acusado de allanamiento de morada, alteración del orden y acoso, por lo cual ha decidido recibir ayuda para su comportamiento etílico.

A través de un comunicado se dio a conocer que el actor está consciente que su conducta no fue lo más apropiada por lo que buscará recuperar la sobriedad.

“Él entiende que estas recientes acciones son síntoma de un problema de salud más grande y ha tomado cuantos pasos sean necesarios hacia la recuperación. Contrario a previos errores, Shia LaBeouf no ha entrado a un centro de rehabilitación sino, que, voluntariamente está recibiendo tratamiento a su adicción al alcohol”, destacó el informe.

Los problemas de Shia vinculados a su conducta errática no son novedad. En 2007, cuando tenía 21 años, fue arrestado luego de negarse a abandonar una farmacia. Según el guardia de seguridad, el estadounidense se encontraba intoxicado.

Un año más tarde, fue detenido en un lugar donde se produjo un accidente automovilístico, bajo sospechas de que había manejado en estado de ebriedad.

Y es que, aunque para la mayoría de los adultos, el consumo moderado de alcohol no es peligroso, se trata de un problema con el cual viven aproximadamente 17.6 millones de personas en Estados Unidos.

Algunos de los síntomas que podrían ayudar a una persona a darse cuenta que está en problemas con el alcohol son ansiedad, incapacidad para dejar de beber, indicios de abstinencia como náuseas, sudoración y una necesidad por tomar cantidades cada vez mayores para así poder sentir un mayor efecto.

Los resultados pueden ser lamentables para la salud ya que está comprobado que ocasiona serios problemas en el hígado, el cerebro y otros órganos. También eleva el riesgo de padecer algunos cánceres e incrementa las posibilidades de morir por accidentes de tránsito, así como por asesinato o suicidio, según explica el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas.

Aunque parece que la respuesta frente al alcoholismo es fácil, a muchas personas les cuesta trabajo reconocer que la bebida es un asunto que se ha salido de control.

De acuerdo con el programa de los 12 pasos de Alcohólicos Anónimos, si el paciente adicto no reconoce que su vida está siendo gobernada por la botella, de nada servirán los esfuerzos de familiares y amigos de querer ayudar.

Más para leer:

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo