SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Perry sobre Miley: “Dios sabe dónde ha estado esa lengua”

Por -
Perry sobre Miley: “Dios sabe dónde ha estado esa lengua”
CRÉDITO: GETTY IMAGES

Tras el polémico beso que se dieron a finales de febrero las artistas Miley Cyrus y Katy Perry, ha sido Perry la primera en hablar y aseguró que no hay un amorío entre ellas, sólo se trató de “un beso amistoso”.

Para la cantante Katy Perry, el beso que se dio con Miley Cyrus durante uno de los conciertos de la ex Hannah Montana no es para alarmarse, pues no significó algo pasional sino algo que “todas las chicas hacen”.

Durante su paso por el programa matutino australiano Sunrise Perry comentó: “Me acerqué a ella solo para darle un par de besos amistosos, ya sabes, como todas las chicas lo hacen y entonces ella me agarró y me besó de una manera profunda y rápidamente me aparté. ¡Dios sabe dónde ha estado esa lengua, nosotros no...esa lengua es tan infame!”.

Y es que desde los últimos años, los besos entre famosos del mismo sexo han sido más que comunes, pero, aunque se trate de una muestra de amistad como este caso ¿qué tan saludable podrían ser este tipo de actos para la audiencia?

Según la psicóloga chilena Sofía Guzmán muchos jóvenes podrían verse marcados al ver estos hechos, ya que se encuentran en un proceso de aprendizaje y crecimiento, y el medio influye. Pese a que los rasgos de personalidad se afianzan en la niñez, es en la adolescencia cuando toman más fuerza.

A diferencia de los niños que suelen sentirse atraídos por la música o por el aspecto físico de un dibujo animado, los jóvenes sí valoran cómo es la conducta del personaje al que siguen. A partir de esto, es probable que un joven acepte o rechace el comportamiento de sus ídolos.

De acuerdo con un trabajo publicado en la revista Psychological Science, los niños expuestos a escenas con carga erótica en películas tardan más en consolidar su personalidad desde la perspectiva de la sexualidad. Este proceso, que suele terminar en la adolescencia, puede durar hasta los 20 años. Algo muy similar podría ocurrir al observar este tipo de actos con cargas de sensualidad.

Sin embargo, a pesar de la influencia que esto pueda tener, para Guzmán “no hay que magnificar la influencia que pudiesen tener esos ídolos en los jóvenes, porque los modelos de comportamiento que reciben de ellos tienen igual valor que los que les ofrece su entorno. Por eso es fundamental la buena comunicación familiar”.

Además del beso entre Miley y Katy habrá que recordar otros momentos polémicos, como el beso que se dieron Britney Spears y Madonna, Sandra Bullock y Meryl Streep o Robert Downey Jr. y Elton John.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?