Editar mi perfil

Cerrar

Nicole Kidman, arrepentida del bótox

Por -
Crédito: Getty Images

Desde que se sometió a un tratamiento de bótox, hace varios años, el rostro de la actriz Nicole Kidman ha sido duramente criticado, pues parece haber perdido expresión gracias a este producto. Incluso, la misma artista ha notado que lejos de favorecerle le perjudicó.

En una entrevista que ha difundido la página abc.es la actriz Nicole Kidman ha manifestado haberse arrepentido de haber usado bótox, una toxina de la bacteria “Clostridium Botulinum” el cual suaviza y quita las arrugas, pero también puede disminuir la capacidad de las personas de expresar emociones con su rostro, según un estudio de la Universidad del Sur de California.

“Lo del bótox fue un error, fruto de la presión y del deseo de lucir mejor, algo que les pasa a muchas actrices de Hollywood. Puedo decir que no he vuelto a usarlo y que lo que ves ahora es fruto de una vida sana, de alejarme del humo del tabaco y de dormir todas las horas que puedo. Nada de cirugía”, dijo la actriz al periódico español.

Para muchas artistas, verse bellas es obligatorio por las exigencias de su trabajo. Pero, en el afán de evitar los estragos del tiempo, llegan a caer en la desesperación y recurren a procedimientos como el mencionado o las cirugías estéticas.

Muchas personas perciben las cirugías estéticas como proveedoras de belleza y más atractivo. No obstante, algunos investigadores en la materia no comparten esta opinión.

Para desmentir esto, el doctor Joshua Zimm, del hospital de Lenox Hill y del Instituto de Ojos, Oído y Garganta de Manhattan, Sistema de Salud de North Shore-LIj, Nueva York, se dio a la tarea de demostrar que las personas que recurren a estas prácticas se suelen ver más jóvenes, pero no más atractivas.

Luego de analizar las imágenes de 49 pacientes que se sometieron a operaciones de este tipo, el equipo de investigadores de Zimm halló que las personas lucían, en promedio, 5.2 años más jóvenes después de haber entrado al quirófano, pero al momento de opinar si se veían más bellos, prefirieron omitir su opinión.

“Esto confirma lo que sospechábamos: que los pacientes parecen más jóvenes. Aún así, no pudimos determinar una diferencia estadísticamente significativa en el atractivo con las cirugías faciales”, expresó Zimm.

Aunque tienen un alto costo, muchas personas no se tocan el corazón a la hora de desembolsar miles de dólares para hacerse un “arreglito”. De hecho, la Sociedad Estadounidense de Cirugía Plástica y Estética calcula que un lifting facial puede llegar a alcanzar los $7,000. Mientras que una cirugía de párpados y frente pueden llegar a costar 3,000 dólares cada una.

El caso de Nicole Kidman no es la excepción en el tema de arrepentimientos estéticos. La modelo coreana Hang Mioku también se lamenta de haber recurrido a inyecciones de silicona en su rostro, pues debido a este procedimiento su rostro ha quedado completamente irreconocible. Incluso, tan desfigurado quedó que la primera vez que la vieron sus padres no la reconocieron.

Frente a estos casos, escuchar una segunda opinión puede ayudarte a tomar una mejor decisión acerca de cualquier tipo de trabajo estético. También, investigar acerca de la reputación del médico que se encarga de estos procedimientos te ayudará a tener una mejor impresión de su trabajo. Es de vital importancia que tanto el especialista como la clínica donde se realizan las intervenciones cuenten con certificaciones. Y al final, no confíes de lo barato, puede costarte caro.

Más para leer:

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo