SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Parkinson, el rival que terminó noqueando a Muhammad Ali

Por -
Parkinson, el rival que terminó noqueando a Muhammad Ali

El campeón de box Muhammad Ali falleció a los 74 años luego de permanecer internado a causa de problemas respiratorios. Padeció durante 32 años Parkinson, un mal que afectó su movilidad y músculos, y que le impidió hacer lo que un pugilista mejor hace: moverse con agilidad. En Estados Unidos, al menos un millón de personas viven con esta enfermedad neurológica degenerativa, según la Fundación Nacional del Parkinson.  

Muhammad Ali, considerado como uno de los boxeadores más importantes de la historia, falleció a los 74 años el viernes 3 de junio de 2016 después de ser hospitalizado a causa de problemas respiratorios. 

En un comunicado Bob Gunnell, portavoz de Ali, dio a conocer la noticia. “El triple campeón de peso pesado del mundo murió en la noche". Había luchado durante 32 años contra el Parkinson.

De acuerdo con la Fundación Nacional del Parksinon, se calcula que alrededor de 10 millones de personas en el mundo tienen esta enfermedad, de las cuales un millón viven en Estados Unidos, lo que representa más del total de pacientes diagnosticados con esclerosis múltiple, distrofia muscular y la enfermedad de Lou Gehrig.

Esta afección causa la muerte de las células cerebrales encargadas de controlar el movimiento y la coordinación. Esto lleva a que se presenten temblores y problemas para caminar y moverse, indica la misma fuente.

Normalmente, las neuronas se auxilian de la dopamina, un químico capaz de controlar el movimiento de los músculos, pero cuando se desarrolla esta enfermedad, estas neuronas van muriendo lentamente.

Al no haber dopamina, las células a cargo del movimiento no pueden enviar mensajes a los músculos, lo que hace que sea difícil controlarlos. Con el tiempo, este daño va empeorando más al grado de dificultar tareas como comer, escribir, comenzar a caminar o levantarse de una silla.

Aunque en la mayoría de los casos el Parkinson se presenta después de los 50 años, Muhammad Ali comenzó a presentar síntomas poco tiempo después de haberse retirado del boxeo, a loa 42 años. Hasta el momento, se desconocen las causas que originan esta enfermedad.

Algunos de los síntomas generales que vienen de la mano de dicha afección incluyen problemas con el equilibrio y marcha, músculos rígidos, achaques y dolores musculares, postura encorvada, estreñimiento, sudoración, parpadeo lento, problemas para deglutir, babeo, habla más tranquila y falta de expresión facial (algo notorio en el caso de Ali). 

Debido a que no existe una cura como tal, el tratamiento se enfoca a ayudar a calmar los síntomas. No obstante, también se pueden recetar otros fármacos para calmar el dolor, problemas para dormir, el estado de ánimo u los problemas de pensamiento.

La manera en que se pueden reaccionar los medicamentos suele variar en cada paciente. Sin tratamiento alguno, esta enfermedad puede empeorar al grado que la persona esté totalmente incapacitada. El mal de Parkinson puede llevar a una disminución de la función cerebral y a la muerte prematura. 

Aproximadamente 60,000 estadounidenses son diagnosticados con esta enfermedad cada año, sin considerar el número de casos que no se detectan.

Oriundo de Louisville, Kentucky, Ali nació el 17 de enero de 1942 y fue bautizado como Cassius Marcellus Clay. Comenzó a boxear a los 12 años y representó a Estados Unidos en las Olimpíadas de Roma, Italia, en 1960.

Activista contra el racismo, tiró la medalla de oro que ganó en los juegos en un río cuando le negaron una soda por ser afroamericano.

En los '60 abrazó la causa de la Nación del Islam, y fue cuando cambió su nombre por Muhammad Alí. Controversial, Alí ganó siempre el afecto popular por su gran nivel de boxeo. Lanzó sus jags sin piedad hasta el final, dentro y fuera del ring, hasta que el Parkinson lo fue deteniendo de a poco.

----------

Fuentes médicas: Asociación Americana del Parkinson, Fundación de la Enfermedad de Parkinson y la Biblioteca Nacional de Medicina. 

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?