SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Michael Jackson tenía incontinencia urinaria

Por HolaDoctor -
Michael Jackson tenía incontinencia urinaria
CRÉDITO: THE GROSBY GROUP

Conrad Murray, el doctor que fue acusado de suministrarle una dosis letal de propofol a Michael Jackson, habló por primera vez de algunas de las intimidades de su paciente, donde reveló que tenía incontinencia urinaria, e incluso, dijo que no sabía cómo colocarse un condón.

Después de salir de prisión, donde cumplió dos de los cuatro años a los que fue sentenciado por homicidio involuntario, el doctor Conrad Murray rompió el silencio y resaltó varios detalles que todos desconocíamos sobre el intérprete de “Thriller”.

“¿De verdad quieres saber qué tan estrecha era nuestra relación? Tenía que sujetar su pene todas las noches para que pudiera orinar correctamente. Como sufría incontinencia urinaria, yo me encargaba a diario de instalar una especie de catéter para que pudiera aliviarse y dejar de soltar orina involuntariamente”. Además, “Michael Jackson siempre llevaba pantalones oscuros porque tenía pérdidas de orina constantes”, señaló Murray en una entrevista que concedió al periódico Mail On Sunday.

La incontinencia urinaria, como el presunto problema que habría tenido Jacko, consiste en la pérdida del control de la vejiga. Algunos de los síntomas pueden variar desde una fuga leve de orina hasta la salida abundante e incontrolable de ésta.

De acuerdo con el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales este problema puede pasarle a cualquiera y ocurre cuando los músculos están demasiado débiles o demasiado activos. Si los músculos que mantienen la vejiga cerrada se debilitan, es posible que se presenten accidentes al estornudar, reír o levantar objetos pesados.

A parte de este problema, la estrella pop habría tenido otro secreto bien guardado. “Michael no sabía cómo ponerse un preservativo”, afirmó Conrad Murray y volvió a aclarar que él no mató al cantante.

“Nunca di a Michael nada que pudiese matarle. Le quería. Todavía le quiero. Esa noche simplemente no podía dormir. Le receté fármacos para ayudar (a dormir), incluyendo Valium y lorazepam, pero me rogaba, me suplicaba...Le dije: ‘Esto no es normal, lo que te he dado dormiría a un elefante’. En el otro dormitorio, la policía encontró un bote abierto de lorazepam. Encontraron pastillas en el estómago. No le di eso. Michael tomó pastillas extra. Y se inyectó a sí mismo (el propofol)”.

De la misma manera, el médico también se tomó la libertad para hablar de los hijos de Jackson, de quienes dijo no son biológicamente suyos, ya que el mismo artista se lo habría confesado en una de las tantas noches de insomnio que tuvo.

“Fui una de las pocas personas de su confianza a las que desveló que nunca se había acostado con Debbie Rowe (madre de Prince Michael y Paris) ni con la madre de Blanket (el más pequeño de los hermanos). De hecho, solíamos bromear sobre el hecho que nadie querría acostarse con Debbie. Para llevar a cabo la tarea, Michael contó con la ayuda de varios amigos y conocidos: Me dijo que quería cortar todo vínculo genético con su familia”, agregó el controvertido médico.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?