SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Mauricio Clark contra el alcohol y las drogas

Por Miriam Guzmán -
Mauricio Clark contra el alcohol y las drogas

En entrevista exclusiva para HolaDoctor, el comunicador mexicano de espectáculos habló sobre sus adicciones y acerca del proceso de recuperación que está llevando a cabo.

Mauricio Clark rompió el silencio. Mediante un mensaje transmitido en un noticiero matutino, el 18 de febrero, aceptó la situación que está viviendo y sorprendió a propios y a extraños: “Soy un enfermo adicto…lo único que quiero es sanar y recuperarme a mi mismo”.

Después de pasar por los años más difíciles de su vida en donde el alcoholismo y la drogadicción gobernaron su vida, el periodista de espectáculos  parece haber superado lo peor y haber encontrado el camino correcto. “Lo fácil es la rehabilitación, lo difícil, cuando sales a enfrentarte a la vida real”, aseguró.

Sin embargo, todo esto no fue nada sencillo. Tras pasar por varios excesos el periodista poco a poco se fue sumergiendo en las adicciones. “En el primer internamiento iba por un litro de alcohol de Bacardí y tres gramos de cocaína; en el segundo iba por entre cinco y diez gramos de cocaína casi sin alcohol; y en el tercero iba por 20 gramos de cocaína”, comentó.

 “Cada vez haces a tu cuerpo tolerante, cada vez es la necesidad física y mental, ya empiezas a enloquecer de una manera que no entiendes y empiezan las preguntas de tu mamá y todos de: ‘¿por qué lo haces?’ Y la respuesta de todos los adictos es: ‘no sé’ y lo que ya no quieres es seguir haciéndolo, pero la enfermedad y la locura te llevan a hacerlo”.

Aunque el panorama, no era nada favorable para su vida, el presentador luchó por aceptar como tal su enfermedad. “Tú sigues pensando por tu soberbia y decir: ‘enfermos, los que están en la calle, los que están tirados, yo no. Yo soy una persona bien, y cuando te das cuentas estás ensartado igual o peor”.

En julio de 2012, una serie de hechos llevaron al periodista a tocar fondo. Tras permanecer un mes desintoxicado después de haber ingresado a una clínica de rehabilitación, Clark volvió a recaer en las drogas: “en cuestión de cuatro meses me inhalé mis ahorros, acabé con mi relación de pareja de cuatro años, tu vida se convierte en una mentira, mis papás no creían en mí y mis amigos mucho menos”, manifestó.

“Ya había perdido todos los trabajos, de los siete que tenía recuperé uno que es el noticiero de espectáculos. Fue lo que diecisiete años en el medio me costó tanto hacer. Empecé contestando teléfonos, después de ir creciendo que te dan la oportunidad, de repente ya no lo tenía. Es muy fuerte y muy triste, pero hoy me doy cuenta que se puede salir adelante”, agregó.

Pedir ayuda a tiempo

Fue en ese entonces cuando decidió por voluntad propia entrar a un grupo de Alcohólicos Anónimos (AA) en donde tuvo que vencer sus más grandes temores. “El mayor miedo fue enfrentarme a mi mismo. Todos tenemos cosas que no nos queremos acordar o darnos cuenta en qué momento fallamos, en qué momento perdimos nuestra identidad”, comentó.

Después de llevar a cabo una terapia en la agrupación, el comunicólogo ahora asegura atravesar por un gran momento en su vida.

Aunque ya no percibe económicamente lo que antes ganaba, Clark dice sentirse “doblemente feliz, pues vivo ahorita con lo esencial, con lo más genial que es mi familia que al final de cuentas fueron los únicos que fueron a recogerme a la clínica, que así como me estuvieron velando en los hospitales (cuando pasé) por la sobredosis, lo hicieron cuando nací y fueron ellos nada más”.

Finalmente, el conductor recomendó a las personas que tienen problemas con el alcohol o las drogas, “que se acuerden de estas cuatro palabras: ‘yo solo no puedo’ eso es básico, solos no van a poder”, concluyó.

Alcohólicos Anónimos (AA), es un grupo de autoayuda que ofrece apoyo emocional y el método de los 12 pasos a personas con problemas de alcohol. Al-Anon, es para los familiares que se ven afectados y Alateen, brinda ayuda a los adolescentes que son hijos de personas alcohólicas.

 Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?