SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Kate Middleton y las molestias del embarazo

Por -
Kate Middleton y las molestias del embarazo
CRÉDITO: GETTY IMAGES

A sus 32 años, la Duquesa de Cambridge se encuentra nuevamente embarazada. Durante esta etapa, las contantes náuseas y vómitos no se han hecho esperar. Descubre cómo terminar con estos molestos síntomas.

La noticia le ha dado la vuelta a todo el mundo: Kate Middleton y el Príncipe William se convertirán nuevamente en papás.

A través de una publicación en su cuenta de Facebook, el palacio de Kensington confirmó que el Príncipe George, el primogénito de la pareja, próximamente tendrá un nuevo hermanito con quien jugar.

“Sus altezas reales, el Duque y la Duquesa de Cambridge están esperando a su segundo hijo. La Reina y los miembros de ambas familias están encantados con la noticia”, se lee en el comunicado.

Aunque hasta el momento no se le ha hecho notar la pancita a Middleton, ella ya ha comenzado a experimentar algunos de los síntomas que conlleva este proceso como constantes náuseas y vómitos intensos.

“Igual que sucedió durante su primer embarazo, la Duquesa sufre de hiperémesis gravídica. Su Alteza Real no acompañará al Duque de Cambridge en el compromiso que tenía previsto en Oxford. La Duquesa de Cambridge está siendo atendida por los médicos del palacio de Kensington”, agrega el mensaje.

Cabe recordar que la esposa del príncipe William comenzó a experimentar esta complicación justo cuando tenía ocho semanas de gestación en su primer embarazo, hace 21 meses, lo que hace suponer a algunos sobre el posible tiempo que actualmente lleve en cinta.

De hecho, la Biblioteca Nacional de Medicina explica que este síntoma aparece en el primer trimestre del embarazo, y se cree que la causa es una elevación rápida de los niveles sanguíneos de la gonadotropina coriónica humana (GCH), la cual es secretada por la placenta.

Por fortuna, la hiperémesis gravídica tiene tratamiento, el cual puede aliviarse mediante el consumo de comidas pequeñas y frecuentes y el consumo de alimentos secos, como galletas, que pueden aliviar las náuseas simples.

Tomas muchos líquidos también puede ayudar. Seguramente los médicos que tratan a Middleton ya le habrán recomendado aumentar su consumo en los momentos del día en donde sienta menos náuseas. El agua de soda, la gaseosa de jengibre u otras aguas efervescentes también pueden servir.

Por otra parte, se ha demostrado que la vitamina B6 (no más de 100 mg al día) disminuye las náuseas a comienzos del embarazo. Pero si las náuseas y el vómito no son tan intensos al grado que tú y tu bebé podrían correr peligro, el médico recetará medicamentos antinauseosos.

Sobre el pronóstico, se ha encontrado que las náuseas y el vómito generalmente son peores entre las semanas 2 y 12 de gestación y desaparecen hacia la segunda mitad del embarazo. Con adecuada identificación de los síntomas y un cuidadoso seguimiento, las complicaciones serias para el bebé o la madre son poco frecuentes. Al final gajes del oficio de ser mamá.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?