SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

John Lennon, peleonero de joven

Por HolaDoctor -
John Lennon, peleonero de joven
CRÉDITO: THE GROSBY GROUP

Aunque todos recordamos a John Lennon por componer himnos como Imagine (donde se habla de vivir en paz) o All You Need Is Love (todo lo que necesitas es amor), la verdad es que el británico era un verdadero problemático, al menos durante sus años en la preparatoria.

Dos reportes de la Escuela Preparatoria Masculina Quarry Bank, en Liverpool, dejan al descubierto la verdadera conducta que el ex Beatle John Lennon mostraba en el aula de estudios y destacan castigos por peleas en clase, dar empujones y ser una molestia en general.

El compositor de “Woman” “llegaba a ser castigado incluso tres veces por día, por “ser molesto” en el aula, “empujar” a sus compañeros o “no mostrar ningún interés”, señala Peter Beech, quien llegó a ser profesor de ciencia del artista.

“Este parte del castigo es típico de John Lennon, era un chico extremadamente descarado, pero sabía sus límites. Si tenías controlado a John, tenías controlada la clase”, agregó.

Parte de su rebeldía podría deberse a la ausencia de su madre y a la difícil relación que tuvo con su padre durante muchos años. Incluso, en la canción Mother, de su autoría, Lennon dice: “madre, tú me tuviste, pero yo nunca te tuve”. Y más adelante, John exclama: “¡madre, no te vayas!; ¡padre, vuelve a casa!”.

Si tratamos de dar una explicación a este tipo de conductas seguramente nos encontraremos con un problema asociado al trastorno de conducta, el cual, según la Fundación Nemours, se trata de un desorden de la niñez y que implica problemas de comportamiento de largo plazo, como puede ser una conducta desafiante o impulsiva.

El detonante está relacionado con el trastorno del déficit de atención, no obstante, conlleva un riesgo latente ya que se puede presentar de manera prematura una adicción hacia las drogas y al alcohol.

La Biblioteca Nacional de Medicina vincula este problema con problemas a nivel infantil, conflictos familiares, defectos genéticos o pobreza. Además, también puede ser signo inicial de depresión o de un trastorno bipolar.

Cuando una persona tiende a presentar el trastorno de conducta suele romper las reglas sin razón aparente, muestra comportamiento cruel o agresivo hacia las personas, animales y consume excesivamente alcohol y drogas. Muchas personas también recurren a la manipulación.

Actualmente no existe ningún examen real para diagnosticar el trastorno de conducta. Una exploración física y exámenes de sangre pueden ayudar a descartar afecciones que sean similares a este trastorno. Una gammagrafía del cerebro también puede ayudar a descartar otros trastornos.

Cuanto más temprano se inicie el tratamiento para el trastorno de conducta, mayores probabilidades tendrá el niño de aprender mejores técnicas de adaptación y de prevenir algunas de las complicaciones potenciales.

Estos informes, que comprenden los años 1955 y 1956, son parte de la siguiente oferta de artículos a subastar por el sitio TracksAuction, el cual dará al mejor postor estos reportes el próximo 22 de noviembre. De acuerdo con los organizadores de las subastas, se pretende recaudar más de 3.500 euros (unos 4.000 dólares) en dicho evento.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?