SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Joaquín Cordero en realidad murió de amor

Por HolaDoctor -
Joaquín Cordero en realidad murió de amor
CRÉDITO: MEZCALENT

Varios familiares cercanos al actor aseguran que los últimos días de la leyenda del cine mexicano estuvieron rodeados de soledad y depresión. La muerte de su esposa de 85 años influyó en que ya no deseara vivir.

¿Qué se puede hacer cuando el amor con el que pasaste el resto de tu vida de repente muere? Tras experimentar el fallecimiento de su esposa Alma Guzmán, en julio de 2012, el primer actor mexicano Joaquín Cordero entró en una profunda depresión.

Debido a la soledad que sentía en su casa, el artista de 89 años decidió internarse en La Casa del Actor en enero pasado donde recibió toda clase de compañía; sin embargo el recuerdo de su amada no lo dejaba en paz.

“Hice un pacto con ella, le dije que viniera por mí, aunque seguramente no le han dado permiso y por eso no ha venido. Pero estoy seguro que pronto tendré el gusto de reunirme con ella”, confesó el actor entre lágrimas a la revista TV Notas.

Familiares cercanos a Cordero, afirman que él ya no quería vivir sin la compañía de su pareja, con quien estuvo casado por 65 años.

“Ya lo que necesitaba era partir. Llamaba a mi madre muy frecuentemente”, expresó su hijo Gabriel al programa matutino Hoy. “Nos había dicho que pronto iba a partir, que lo tomáramos con serenidad”.

Por otra parte Claudia Cordero, nuera del actor, expresó a la revista digital Quien.com que la estrella del cine mexicano murió en paz y rodeado de cariño.

“Todos nosotros estamos tranquilos porque sabemos que Joaquín murió en paz. Definitivamente creemos que murió de amor, pues hace siete meses falleció su esposa”, aseguró.

El día en que el artista partió, martes 19 de febrero, pasó la mañana en su casa acompañado de sus familiares, cuando de repente se fue quedando dormido hasta morir.

El actor de 89 años estuvo internado a principios de febrero debido a una embolia y a un infarto cerebral.

 Más para leer

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?