SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Jennifer Garner, ¿y esa pancita?

Por -
Jennifer Garner, ¿y esa pancita?
CRÉDITO: GETTY IMAGES

¿Un nuevo bebé viene en camino? Varios rumores han surgido en torno a la figura de la actriz Jennifer Garner. Incluso se dice que podría estar esperando la llegada de la cigüeña pues comienza a notársele una pancita abultada.

No conforme de tener tres hijos a los cuales mantener, la actriz Jennifer Garner en compañía de su esposo Ben Affleck estarían encargando a la cigüeña a un cuarto hijo, al menos, eso dicen algunos medios.

Para esclarecer tal situación la misma Garner asistió al programa de Ellen Degeneres en donde, entre la promoción de su más reciente cinta “Men, Women and Children” habló al respecto del tema.

“Gente que conozco me felicita todo el tiempo y me dicen: ‘Oh Dios, estás embarazada’. Entonces me puse a preguntar y aparentemente tengo una pancita como de embarazada y estoy aquí para decirles que sí, sí la tengo”.

Este comentario, hizo que todos los asistentes del programa comenzaran a aplaudir y celebrar. Sin embargo, la artista no tardó en aclarar el mal entendido.

“Esperen, no estoy embarazada. Pero he tenido tres hijos y hay una pancita. Desde ahora voy a tener una pancita y va a ser mi pancita. Vamos todos a entenderlo y a acostumbrarnos a eso porque no se va a ir a ningún lado”.

Al parecer, luego de tres nacimientos, el cuerpo de la actriz no se ha repuesto del todo y aún conserva parte de la flacidez en el vientre. Y aunque este es uno de los eternos dilemas y preocupaciones de muchas mamás, por fortuna existe una solución.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina, aunque la mayoría de las mujeres pierden peso hacia las seis semanas tras dar a luz el resto generalmente baja en los siguientes meses.

Y pese a que la desesperación de muchas mujeres se hace presente, sobre todo, al verse al espejo y notarse con varios kilos de más, la recomendación para comenzar un plan es tomarse su tiempo, pues el organismo suele necesitar tiempo para recuperarse del parto.

Un tip para comenzar consiste en tratar una reducción de peso de alrededor de una libra y media (medio kilo) a la semana. Esto se puede lograr consumiendo menos comida y haciendo más ejercicio.

Para ello reduce 500 calorías diarias de tu dieta actual. Es importante hacer este trabajo de la mano de un médico, a quien se le debe de consultar cuántas calorías se necesitan por día.

Algunas de las sugerencias son las siguientes:

  • No te saltes las comidas
  • Consume de 5 a 6 comidas pequeñas al día con refrigerios
  • Desayuna
  • Elije la leche y productos lácteos bajos en grasas
  • Escoge las frutas y verduras como refrigerio
  • Bebe 8 o 9 vasos de líquidos al día
  • Escoge alimentos asados o fritos en vez de comidas fritas
  • Reduce los dulces, el azúcar y la grasa

Pero si estás amamantando, las reglas del juego cambian, ya que se sugiere esperar hasta que el bebé tenga por lo menos dos meses antes de tratar de bajar de peso, ya que si se pierden kilos de manera rápida existe el riesgo que se produzca menos leche materna.

Una de las ventajas de aquellas personas que se encuentran en la etapa de lactancia es que ésta hace que el cuerpo queme calorías, lo que contribuirá a que bajen de peso.

Por otra parte, el ejercicio también juega un rol fundamental en la lucha de lucir más delgada frente al espejo. Para esto el consejo es moverse un poco más cada día. Puede ser tentador obligarse a sí misma a realizar una rutina para bajar de peso rápidamente. Pero esto no es saludable y es difícil para el cuerpo.

También puedes acercarte con un entrenador personal para que diseñe un programa especial para ti. La idea es que gradualmente se logre la figura deseada.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?