SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿De qué murió Lorena Rojas?

Por -
¿De qué murió Lorena Rojas?
CRÉDITO: GETTY IMAGES

La  actriz  mexicana Lorena  Rojas (Seydi Lorena Rojas González) murió a los 44 años tras perder una dura batalla contra el cáncer que combatía desde el 2008, año en el que recibió el diagnóstico de cáncer de seno. En noviembre del año pasado se dio a conocer que la enfermedad se había propagado al  hígado, luego de tener unos meses de haber vencido la metástasis en los huesos.

La actriz, cumplió años el pasado 10 de febrero y en el comunicado de prensa dado a conocer por la empresa Latin World Entretaiment se destacó que "Lorena, quien valientemente desafió la enfermedad en diferentes etapas desde el 2008, dio su último suspiro plácidamente en su casa, rodeada del amor de sus familiares, de su novio y de sus amigos más allegados".

En octubre de 2008 Lorena Rojas recibió un diagnóstico que cambió su vida: tenía cáncer de mama. El problema se descubrió oportunamente cuando se sometió a diversos análisis para convertirse en madre, por lo que inició fuerte tratamiento. Su lucha contra el cáncer incluyó tratamientos de quimio y radio terapia y una mastectomía en la que le fue retirado el seno derecho. Se colocó una prótesis temporal y posteriormente, se sometió a reconstrucción estética de la mama.

En septiembre del 2012, la actriz y cantante fue diagnosticada, por segunda vez, con cáncer en etapa de metástasis en los huesos. Como cuatro años atrás, inició de inmediato el tratamiento para salir adelante. “Lo estoy enfrentando con la misma fuerza y fe que enfrenté el primer diagnóstico. Siempre estaré al frente de la lucha contra el cáncer, por mí y por las millones de personas como yo que lo han enfrentado con valor”, manifestó la artista a una revista de espectáculos en aquel entonces.

De acuerdo al Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, la metástasis es el proceso por el cual las células del cáncer se diseminan a otras partes del cuerpo. Prácticamente todo cáncer, incluso los cánceres de la sangre y del sistema linfático (leucemia, mieloma múltiple y linfoma), puede formar tumores metastáticos y los lugares más comunes de metástasis del cáncer son, en orden alfabético, el cerebro, el hígado, los huesos y los pulmones.

En noviembre del 2014, luego de haberse realizado varios estudios de rutina, le fueron detectados varios tumores en el hígado, por lo que se sometería una vez más a tratamiento. "Hubo una metástasis en hígado, pero es que el cáncer no es una enfermedad que se quite como una gripa con una aspirina, el cáncer está en tu cuerpo de manera permanente”, reveló Mayra, la hermana de Lorena Rojas en una conferencia de prensa.

El Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU. refiere que el cáncer de hígado metastático comienza en otro lugar y se disemina al hígado. El riesgo de que un cáncer se disemine al hígado depende de la localización (sitio) del cáncer original. Una metástasis al hígado se puede presentar cuando se diagnostica el cáncer original (primario) o puede ocurrir meses o años después de que se extirpa el tumor primario y en la mayoría de los casos, el cáncer que se ha diseminado al hígado no es curable.

Los pacientes cuyo cáncer se ha diseminado al hígado por lo general mueren a causa de esta enfermedad.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?