Publicidad

Editar mi perfil

Aries, impulsivos y propensos al dolor de cabeza

Por Oscar R. Orgallez -

Astrológicamente el signo Aries está regido por el planeta Marte, el que a su vez está asociado en la mitología grecorromana con el “dios de la guerra”. Esa impulsividad, acción y energía tienden a concentrarse de una manera intensa en la cabeza de los arianos, cargando su cerebro.

El signo Aries es el primer signo del zodíaco, el que realmente marca el “año nuevo” pues comienza cuando la Tierra se encuentra en el llamado “punto del equinoccio”, o “punto cero”. Esta coincidencia inicial lo coloca como regente de la parte más importante del cuerpo: la cabeza. De ahí que los arianos y arianas sean los más propensosdel zodíaco a padecer afecciones relacionadas con la cabeza y los órganos que se encuentran alojados en el cráneo.

Una de las afecciones más comunes en los arianos son las llamadas jaquecas, cefaleas o cefalalgias; los comúnmente llamados "dolores de cabeza" cuyo origen puede deberse a muchas causas, aunque la mayoría de las veces surge por el estado de ansiedad a la que están expuestos los nativos de este signo, que siempre quieren ser los número uno en todo, lo que les crea un gran nivel de estrés y tensión constantes.

Astrológicamente el signo Aries está regido por el planeta Marte, el que a su vez está asociado en la mitología grecorromana con el dios de la guerra. Esa impulsividad, acción y energía tienden a concentrarse de una manera intensa en la cabeza de los arianos, cargando su cerebro. Esto también sucede en aquellos otros signos que poseen como Ascendente al signo Aries en su Carta Natal –el Ascendente es el signo que estaba surgiendo en el horizonte el día, lugar y hora del nacimiento de una persona-.

Los problemas asociados con el Sistema Nervioso Central, en particular los del cerebro, cerebelo y otros órganos contenidos en el cráneo, son muy comunes en los nativos de este signo; inclusive, en casos agudos se observa un mayor número de trastornos epilépticos, embolias cerebrales, condiciones asociadas a la circulación y el oxígeno a nivel cerebral. ¡En caso de accidentes todos los golpes parecen encaminarse siempre a la cabeza!

Sin embargo, en muchos casos, este exceso de irrigación sanguínea en el cerebro ariano tiene su aspecto positivo, pues exalta la imaginación y capacidad de acción, como es el caso del actor Hugo Weaving, otro ariano cuya condición epiléptica no le ha impedido representar papeles principales en películas tan famosas como Matrix y el Señor de los Anillos.

En general todas las situaciones que causen tensiones repercuten con más intensidad en este signo. Según la Astrología tradicional en los períodos en los que el planeta Marte transita retrógrado se agudizan los síntomas, máxime cuando ese movimiento ocurre en su signo. Se llama retrógrado al movimiento aparente de un planeta que visto desde la Tierra parece “ir hacia atrás” por el efecto de las posiciones que ambos cuerpos van ocupando, pues por supuesto ningún planeta se detiene y luego retrocede.


Se recomienda a los arianos, más que a otros signos, aprender a controlar y canalizar sus emociones e impulsos y en muchos casos asistir a cursos y terapias que les enseñen a manejar su ira. Disciplinas como la meditación bien dirigida, el yoga, las actividades que les permitan descargar de forma activa el gran caudal de energía que los envuelve, les ayudarán mucho a conservar la salud y evitarse literalmente “dolores de cabeza”.

Separar unos minutos al día para reposar en un ambiente sin ruidos, con muy poca luz, acostados con algunas compresas frías alrededor de los ojos o en la frente es un buen método, simple y efectivo, que no cuesta nada, y contribuye mucho a relajar y distender a los arianos, para quienes todo parece siempre localizarse en su cabeza.

Los órganos sensoriales, tales como la vista, el olfato y la lengua, así como la piel del rostro, también reciben la predisposición de Aries a los problemas de salud, aunque la mayor incidencia se manifiesta en la zona temporal de la cabeza en forma de latidos, muchas veces asociados con la hipertensión, es decir, la presión arterial elevada, y algunos trastornos relacionados con la hipófisis. Son comunes también los problemas de equilibrio y mareos debido a la interacción entre el oído y el cerebelo.

Recomendaciones para los Arianos

De ahí la importancia que tiene evaluarse regularmente con su médico, controlar la presión arterial de una forma lo más natural posible, siguiendo siempre las indicaciones del facultativo, y, sobre todo, aprender a encauzar los famosos “impulsos arianos” que los hacen saltar como una liebre si escuchan algo que los inquieta, ya que no conceden el beneficio de la duda.

Además de los órganos contenidos dentro de la cabeza, el signo Aries rige las glándulas suprarrenales, y los arianos tienden a sufrir fiebres, vértigos, contusiones, quemaduras y cortes. Los naturistas recomiendan crear un ambiente relajado y tranquilo que ayude a canalizar esta energía de forma positiva, con plantas como el diente de león, la eufrasia, la lavanda, la bergamota y los tés de manzanilla o tilo.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo